Asesinan a golpes a un sacerdote encargado de la Casa del Migrante en la frontera

Macabro hallazgo en la frontera entre México y los Estados Unidos, donde descubrieron el cadáver de un sacerdote que se encargaba de atender y coordinar la Casa del Migrante en la ciudad de Tecate, en el estado de Baja California. Las autoridades confirmaron que el cura y un hombre que lo acompañaba recibieron una brutal golpiza; incluso uno de ellos quedó con el rostro desfigurado y le faltaba parte del cráneo. Los cuerpos fueron localizados en una cabaña, ubicada en un rancho de ese estado fronterizo.

Los compañeros de la orden religiosa a la que pertenecía el sacerdote se preocuparon porque llevaba un par de días desaparecido; fueron a buscarlo directamente al rancho y ahí descubrieron que había sido asesinado

“Se dio la ausencia de la persona, la persona pertenece a la comunidad religiosa. Al no conocerse su paradero, algunos de sus compañeros fueron a buscarlo al lugar rural, es un rancho que se encuentra en el municipio de Tecate; y al ingresar al lugar se encuentran sin vida a dos personas”, informó Iván Carpio, fiscal de Baja California

Por su parte, la Arquidiócesis de Tijuana condenó el homicidio de José Guadalupe Rivas Saldaña, nombre de la víctima, quien sirvió a la iglesia católica por más de 25 años. En las redes sociales publicó sus condolencias. 

“Que Cristo Resucitado sea fortaleza y consuelo para su familia, el Movimiento de Renovación Carismática Católica en nuestra Arquidiócesis, La Comunidad de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe y para la Parroquia de San Judas Tadeo en el Municipio de Tecate donde se desempeñaba como párroco”. 

La Fiscalía estatal abrió una investigación; sin embargo, el alcalde de Tecate, Darío Benítez, se adelantó y descartó que se tratara de un homicidio. Para el funcionario la doble tragedia se debió a una explosión porque no encontraron casquillos de balas o alguna otra arma en el lugar. 

Tomado de https://laopinion.com/