Félix Gallardo, el Jefe de jefes, sí pagará por matar a Kiki Camarena

El narcotraficante mexicano Miguel Ángel Félix Gallardo, mejor conocido por su apodo “el Jefe de jefes”, permanecerá en la cárcel de por vida. El fundador del extinto Cártel de Guadalajara comenzará a pagar la pena que se le dictó por matar a Enrique “Kiki” Camarena a partir de 2029.

Lo anterior, porque un juez ratificó la sentencia de 37 años de prisión para Félix Gallardo por el secuestro y homicidio del agente de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), ocurrido en la ciudad de Guadalajara, en Jalisco, México, el 7 de febrero de 1985. El capo y sus abogados buscaban que se le redujera la condena, pero el juez rechazó su petición. 

Los abogados de Miguel Ángel Félix Gallardo habían presentado varios recursos legales con la intención de que pagará en una sola condena dos procesos y así conseguir una reducción de 10 años de prisión. Esta no es la única artimaña legal que la defensa ha usado para mejorar sus condiciones carcelarias o que pueda ir a prisión domiciliaria por razones humanitarias, ya que dicen que tiene problemas de salud por su edad, 76 años. 

Debe cumplir con cada año impuesto 

De acuerdo con el Juez Segundo de Distrito Especializado en Ejecución de Penas, Miguel Ángel Félix Gallardo primero cumplirá con los 40 años de prisión por narcotráfico y otros delitos, eso será en el año 2029. Después será castigado por el caso Camarena con 37 años de cárcel. Cabe señalar que se encuentra preso en el penal federal de Puente Grande desde su captura en 1989 y presenta un evidente deterioro físico. En caso de que sobreviva a la reclusión saldría libre a los 120 años de edad, en el 2066. 

El otro capo involucrado en el asesinato de Camarena es Rafael Caro Quintero, quien se encuentra prófugo de la justicia y hay versiones de que estaría bajo la protección del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Caro Quintero y Félix Gallardo fueron los fundadores del Cártel de Guadalajara, iniciaron con producción de marihuana y posteriormente cocaína, su época de auge fue en los años 80, tejieron alianzas con los clanes colombianos y abrieron rutas para llevar la droga a Estados Unidos. 

Tomado de https://laopinion.com/