Le depositaron por error USD 350 mil de la ayuda por el COVID-19 de una ciudad y apostó todo en el casino

La policía japonesa arrestó a un joven que apostó el equivalente a 358.000 dólares que apareció misteriosamente en su cuenta bancaria y que resultó ser el fondo de ayuda COVID-19 de su ciudad.

A Sho Taguchi, un residente de 24 años de la ciudad de Abu en la prefectura sur de Yamaguchi, el gobierno local le envió accidentalmente la suma el 6 de abril. Se suponía que el dinero se distribuiría equitativamente entre los 463 residentes de bajos ingresos de la ciudad como una medida de alivio de la pandemia. Pero en lugar de pagarle los 100.000 yenes correctos (764 dólares), accidentalmente le transfirieron la cantidad total: 46,3 millones de yenes (358.000 dólares).

La ciudad demandó a Taguchi después de que se negara a devolverlo; dijo que gastó la suma total en sitios de casinos extranjeros. Esta semana, Taguchi expresó remordimiento y dijo que lo devolvería poco a poco.

La disculpa podría haber llegado demasiado tarde. La policía arrestó al hombre el jueves, acusándolo de fraude informático.

Los detalles del caso de Taguchi han cautivado a la nación, provocando un debate sobre quién es el responsable del lío. Aunque algunos han dirigido la ira hacia Taguchi por gastar dinero destinado a otras familias de bajos ingresos, otros han cuestionado cómo el gobierno local pudo haber permitido que ocurriera tal error.

“Fue un error elemental e increíble del gobierno que condujo a esta situación”, dijo la ex parlamentaria japonesa Emi Kaneko en televisión nacional.

El debate también tuvo lugar en las redes sociales de Japón. “Creo que está mal moralmente no devolver el dinero, pero fue la administración la que cometió el error en primer lugar”, comentó un usuario de Twitter .

Kohei Ojima, miembro del parlamento de Tokio, dijo que el mayor problema en cuestión era cómo se devolvería ese dinero. “¿Cómo asumirá el gobierno la responsabilidad y evitará que se repita?”, escribió en Twitter..

Taguchi, que según los informes vivía solo y trabajaba en una ferretería en un pueblo cercano, al principio accedió a devolver el dinero en efectivo. Pero luego decidió no hacerlo, alegando que había movido el dinero de su cuenta.

Los registros han demostrado que retiró la suma total de su cuenta entre el 8 y el 21 de abril, en 34 ocasiones distintas. Antes de obtener los fondos, tenía 665 yenes (USD 5) en el banco.

En una conferencia de prensa el martes, el abogado de Taguchi dijo que sería “difícil” para su cliente devolver el dinero. Luego, el miércoles, el abogado dijo que Taguchi ahora estaba arrepentido y planeaba devolverlo.

No dijo cuándo ni cómo su cliente podrá devolver la suma total de 358.000 dólares, sobre todo después de que Taguchi renunció a su trabajo al poco tiempo de recibir los fondos.

Tomado de Infobae