Más de $121 millones por escándalo de abuso sexual de menores pagará la Iglesia Católica en Nuevo México

La arquidiócesis de Santa Fe, una de las diócesis católicas más antiguas de Estados Unidos, anunció el martes un acuerdo de conciliación para resolver un caso de bancarrota en Nuevo México que resultó de un escándalo de abuso sexual de menores por parte del clero. El acuerdo tentativo asciende a $121.5 millones de dólares que son reclamados por unos 375 demandantes, según The Associated Press.

El acuerdo propuesto se produce cuando la Iglesia Católica continúa luchando con un escándalo de abuso sexual y encubrimiento que se ha extendido por todo el mundoAlgunas de las denuncias de abuso sexual por parte de miembros del clero en Nuevo México se remontan a décadas.

El presidente de un comité de acreedores que negoció el acuerdo en nombre de las víctimas sobrevivientes y otros, dijo que responsabiliza a la Arquidiócesis de Santa Fe por el abuso sexual que dará lugar a una de las mayores contribuciones de una diócesis a un acuerdo por bancarrota en la historia de Estados Unidos.

También incluye un acuerdo no monetario con la Arquidiócesis para crear un archivo público de documentos sobre la historia de las denuncias de abuso sexual, dijo el presidente del comité, Charles Paez.

“La tenacidad y el coraje de los sobrevivientes de Nuevo México nos empoderaron para llegar a un acuerdo recomendado que aborde las necesidades de los sobrevivientes de manera oportuna”, dijo Paez en un comunicado el martes.

La Arquidiócesis de Santa Fe presentó el caso de bancarrota del Capítulo 11 en busca de protección de los acreedores en 2018.

El acuerdo aún debe ser aprobado por las víctimas de abuso sexual. Incluye fondos de ventas o propiedades y otros activos, contribuciones de parroquias y ganancias de seguros. No incluye la resolución de ningún reclamo contra ninguna orden religiosa, dijeron los abogados de ambas partes.

“La iglesia toma muy en serio su responsabilidad de ver que los sobrevivientes de abuso sexual sean justamente compensados ​​por el sufrimiento que han soportado”, dijo John C. Wester, arzobispo de Santa Fe, en un comunicado.

“Esperamos que este acuerdo sea el próximo paso en la curación de aquellos que han sido dañados”, dijo Wester, según The New York Times.

Unos 74 sacerdotes han sido considerados “acusados ​​con credibilidad” en Nuevo México de agredir sexualmente a niños mientras estaban asignados a parroquias y escuelas por la Arquidiócesis de Santa Fe, que cubre el centro y norte de Nuevo México. Algunos de los casos de abuso sexual son de hace más de 60 años.

La Arquidiócesis de Santa Fe solicitó una reorganización a fines de 2018 para hacer frente a una oleada de reclamos de abuso sexual de menores. Se estima que se han pagado $52 millones de dólares en acuerdos extrajudiciales a las víctimas en años anteriores.

El acuerdo también se produce un mes después de que la Diócesis de Camden, Nueva Jersey, dijera que había acordado pagar $87.5 millones de dólares para resolver los reclamos presentados por cientos de personas que habían acusado a miembros del clero de abusar sexualmente de ellos.

Tomado de https://laopinion.com/