Revés al Cholo Iván, guardaespaldas del Chapo pierde batalla legal contra extradición a EEUU

Orson Iván Gastélum Cruz, alias el Cholo Iván, quien fuera el principal guardaespaldas del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera, perdió otra batalla legal en su intento por evitar ser extraditado de México a los Estados Unidos.

El exjefe de sicarios del Cártel de Sinaloa (CDS), trató de usar una artimaña legal (conocida como amparo en México) para no ser extraditado, y es que en caso de que así fuera, probablemente correría la misma suerte que el Chapo Guzmán y pasaría el resto de su vida en una prisión estadounidense. 

En internet circula una serie de audios de presuntas llamadas telefónicas entre Joaquín Guzmán Loera y el Cholo sobre un grupo de policías que les seguía los pasos a los sicarios del Cártel de Sinaloa en las ciudades de Guasave, en el estado de Sinaloa. La grabación tiene algunos fragmentos inaudibles, debido al acento norteño y costeño de ambos; sin embargo, se logra distinguir uno de los mensajes del capo a su guardaespaldas: “Bueno Cholo así llévatela la calmada (…) pa’no fusilar gente inocente”. 

¿Qué pedía la defensa del Cholo Iván?

Los abogados del Cholo Iván exigían tener acceso al expediente de extradición de Joaquín Guzmán Loera y también a las carpetas de informes sobre las actividades de agentes estadounidenses en México que hayan intercambiado datos sobre él. Por eso presentaron una queja contra la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que les había negado el acceso a dichas carpetas, bajo el argumento de que era un asunto de seguridad nacional y pondría en riesgo la vida de policías, fiscales y jueces mexicanos que participaron en el proceso legal contra el Chapo Guzmán. La queja fue desestimada por un Tribunal Colegiado, lo que representa un revés para el Cholo y su defensa. 

El Cholo Iván, quien también se hace llamar Jorge Iván Gastélum Cruz, fue detenido junto con su entonces jefe, el Chapo Guzmán en 2016. Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos, donde lo sometieron a un juicio y declararon culpable de conspiración para el tráfico de drogas y lavado de dinero, fue sentenciado a cadena perpetua. 

Por su parte, el Cholo fue puesto en libertad; sin embargo, al salir de prisión militares mexicanos lo reaprehendieron por su presunta responsabilidad en delitos de lesiones dolosas, homicidio  y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Tomado de https://laopinion.com/