Tres años de cárcel a hijos de expresidente de Panamá

Un juez sentenció el viernes a los hijos del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, a tres años de cárcel por haber lavado millones de dólares en sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht.

El juez Raymond Dearie, de la corte del distrito este de Nueva York, sentenció a Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares después de que ambos dijeran que el pueblo panameño debido a sus actos y también que asumieron total responsabilidad por sus acciones.

La fiscalía había pedido un mínimo de nueve años para los hijos del expresidente mientras que éstos deseaban quedar en libertad. Debido a que ambos ya llevan 23 meses en prisión, podrían quedar en libertad en menos de un año por buena conducta.

Dearie los sentenció después de que Estados Unidos los acusara de conspirar para lavar aproximadamente 28 millones de dólares que pagó Odebrecht en sobornos a un alto funcionario en Panamá que es pariente cercano de los acusados, pero que no ha sido identificado por los fiscales. Según las autoridades estadounidenses, los hermanos sirvieron de “intermediarios” entre Odebrecht y el funcionario panameño para beneficiario a este último con los sobornos.

El alto funcionario en Panamá lo fue desde 2009 hasta 2014, según la fiscalía. Ricardo Martinelli fue presidente de Panamá en el mismo período. Su administración se caracterizó por un rápido crecimiento económico empañado por denuncias de corrupción. Los abogados de los hermanos Martinelli Linares se identificaron el viernes al funcionario como el expresidente.

Los hermanos Martinelli Linares, extraditados desde Guatemala el año pasado, aseguraron que no serán dejados en libertad porque ya cumplieron dos años en prisión y están colaborados con las autoridades estadounidenses.

Tomado de AP