Tyson Fury, casi cayéndose de la borrachera, pateó el auto de un taxista que no quiso prestarle servicio en Francia

Tyson Fury está disfrutando de la vida e incluso viviéndola al límite. El invicto campeón de los pesos pesados fue captado en Francia en evidente estado de ebriedad… ¡intentando tomar un taxi sin éxito alguno!

En el metraje podemos apreciar a Fury siendo ayudado por una persona para poder mantenerse de pie, a la vez que otro hombre está hablando con el taxista, probablemente para convencerlo de que le preste sus servicios al legendario boxeador.

Fury anunció su retiro tras noquear a Dillian Whyte el 23 de abril.

Por la otra puerta, otro hombre intenta persuadir también al taxista. Mientras que Tyson Fury parece querer abrir la puerta trasera del vehículo. Luego de segundos de “negociaciones”, en donde más personas tratan de convencer al taxista, éste decide irse.

¿Cuál fue la reacción de The Gipsy King? Estallar de rabia y lanzar una patada al coche, que no volvió a detenerse. La vida loca de un campeón.

Tomado de https://laopinion.com/