De los cómics a la vida real: El auténtico Red Skull nació en Maracay #Venezuela

Red Skull o Cráneo Rojo es uno de los supervillanos más icónicos del Capitán América. Creado por el artista estadounidense Jack Kirby, el infame exgeneral nazi tomó notoriedad en el año 2011 cuando Marvel y Disney estrenaron la primera película del Cap para darle continuidad a un universo cinematográfico emergente.

Justo ese año, el venezolano Henry Rodríguez tuvo la ambición de asemejarse, casi en su totalidad, al clásico archienemigo. Para lograrlo, se sometió a dolorosas y riesgosas modificaciones corporales, que le valieron para ostentar recientemente dos récords mundiales Guinness. Tras alcanzar una masiva popularidad, La Patilla conversó con el afamado personaje para conocer más sobre su intrépida y audaz transformación.

¿Quién es el Red Skull de la vida real?

Impactante, osado y seguro de sus convicciones. No existe otra forma de definir a quien se aventura a modificar por completo su rostro. El núcleo familiar y los más cercanos lo conocen como Henry Rodríguez, pero prefiere que lo llamen oficialmente Red Skull. El joven nativo de Maracay empezó su carrera artística a los 27 años bajo el respaldo del también venezolano Emilio González. En 2016 decidió comenzar este camino de asombrosas transformaciones, emigrar a Europa y no parar hasta convertirse en un verdadero ícono fuera de serie.

Para Red Skull, llevar la tarea de transformación no fue sencillo en sus inicios debido a la poca aceptación que tenía por entonces el cambio corporal que planeaba realizarse. Sin embargo, con el apoyo de González, su modificador, pudo abordar paso a paso todo el proceso. “Me mandó a hacer unas series de evaluaciones para poder acreditar que sí estaba apto para pasar por esto”, contó.

Asimismo, tenían en mente que cada modificación implicaba un peligro que podía traer complicaciones futuras. Aunque esto nunca fue una limitante, pues solo se aseguraron de cumplir el procedimiento al cuidar cada detalle.”Todo lo que hacemos es un riesgo, pero más que todo se corre cuando buscan personas que no tienen el conocimiento para realizar este tipo de trabajos”.

Su primer gran cambio ocurrió con el “eyeball”, el tatuaje ocular. Esta es una modificación extrema donde se interviene la córnea del ojo para darle otra pigmentación. Desde entonces, Red Skull ya ha pasado por aproximadamente entre 16 a 18 procesos quirúrgicos, todos de igual o mayor dificultad.

La que superó la barrera de lo inimaginable fue la amputación de su nariz, hazaña que desde el 2015 lo tildó como el primer ser humano en realizarse la modificación más extrema del mundo, por la organización Guinness World Records.

Por si fuera poco, el mismísimo Stan Lee, creador de muchos de los icónicos superhéroes de Marvel como Spider-Man, Hulk y Los Cuatro Fantásticos, entre otros, declaró a Henry como el único ser humano en llevar un personaje de cómic a la realidad.

Es inusual caminar en la calle y de pronto encontrarte con un villano de historieta tan asombroso y a la vez tan real. Su antifaz permanente teñido de rojizo, los implantes debajo de la piel, su corte de nariz, ojos sin fin y tatuajes que cubren su cuerpo parece siniestro, pero está lejos de serlo para él. “No le prestó atención al qué dirán. Si le prestara atención al qué dirán, no fuera lo que soy hoy en día, ni me dedicara a esto”, aseguró.

Existen muchas opiniones divididas con respecto a las personas que se someten a este tipo de cirugías inusuales. Pero nunca ha sido una preocupación para el joven de 36 años pues hasta ahora, no se arrepiente de los cambios en su apariencia. “Estoy claro de lo que soy, de lo que hago y lo que quiero ser”, opinó.

Es inevitable reconocer su valor y tenacidad para mostrarse con naturalidad al desenvolverse en sus actividades como cualquier otro profesional. Cuenta con miles de fanáticos en el mundo y lo reconocen como la emblemática figura de Marvel, y por supuesto, no deja de asistir a las diversas convenciones del mundo geek donde se resalta la cultura pop y el universo de los cómics.

Además de ser artista del tatuaje desde 2008, dedica su tiempo a los espectáculos “freak show”, un modo de suspensión corporal, donde la persona cuelga de unos ganchos que atraviesan varias partes de su piel. “Lo más complicado es tener una mente enfocada en lo que haces para poder aislar el dolor. Ya lo que nosotros hacemos es extremo, porque lo hace un grupo reducido de personas”, explicó.

Su preparación para este tipo de actos, no es tomada a la ligera y se somete a regímenes estrictos para evitar que ocurran accidentes. “En las semanas previas al espectáculo, debemos pasar por unas dietas de comidas bajas en grasas. No es recomendable que para hacer los shows de suspensión estemos en algún estado de ebriedad o algún tipo de drogas”, acotó.

Red Skull está lejos de culminar sus transformaciones. Así que debemos seguir de cerca sus pasos y con gran expectativa por sus próximos proyectos. “Voy a seguir modificándome otras cosas. Hemos tenido unas pequeñas tardanzas, por lo que ya todos saben que ha pasado en Venezuela. Mi modificador en este momento se encuentra en Estados Unidos, yo me encuentro en Europa. No hemos podido coordinar fechas para poder pautarnos y vernos. Pero sí tenemos en mente seguir haciendo otras modificaciones y otras series de trabajos”, manifestó.

Su pasión por las modificaciones corporales y los tatuajes seguirá marcando su vida. Red Skull inauguró un estudio en España en alianza con un grupo de artistas talentosos. No obstante, asiste frecuentemente como artista invitado a Países Bajos para plasmar su carácter en la tinta.

De Elizabeth Gutiérrez y Luis Eduardo Martínez | lapatilla.com