La madre de un bebé encontrado muerto dentro de un refrigerador rompió el silencio tras la tragedia

Luego de tres meses de vivir la tragedia de encontrar a su bebé muerto dentro de un congelador, una madre, originaria de Australia, rompió el silencio a través de un desgarrador mensaje a través de redes sociales. Kylie Patten es la madre del pequeño Kevin, quien nació en noviembre pasado y apenas dos meses después, fue hallado sin vida en casa de sus padres.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de enero en Corowa, cerca de la frontera del estado de Victoria, en Australia. Luego de que los vecinos del lugar escucharon escalofriantes gritos provenientes de la casa de los padres de Kylie, quien también es madre de cuatro hijos, se dieron cuenta que la policía que ya estaba en el lugar debido a la preocupación por no encontrar al menor, había encabezado el hallazgo de su pequeño cuerpo.

En ese momento, los elementos de seguridad se llevaron el cadáver del menor y el refrigerador en el que fue hallado para una minuciosa autopsia que se prolongó durante dos meses. A la madre del bebé también se la llevaron en calidad de detenida, aunque fue liberada un día después luego de que la policía estableciera quien presuntamente habría matado al pequeño, por lo que el detective de la Brigada de Homicidios de Sydney inició la búsqueda del asesino de su hijo.

Tras la demorada autopsia, la familia del bebé Kevin le celebró un funeral, en el que apenas se veía un diminuto ataúd que fue colocado dentro de la tumba mientras se celebraba el servicio que se tornó demasiado emotivo.

Unos tres días después del sepelio, la propia Sra. Patten de 40 años de edad, abrió su corazón por primera vez en redes sociales, sobre la tragedia que ha vivido.

“Mis días con Kevin nunca terminarán”, publicó en una de sus varias cuentas de Facebook el pasado 3 de marzo. “Y para todos mis bebés: Mami no pudo parar el mundo pero puedo parar para conocerlos a todos”.

En otras imágenes en algunas de las supuestas cuentas de Kylie se lee “Amor siempre, pedí que estuvieras siempre cerca.. Mamá quiere verte y yo todavía lo hago”.

Por otro lado, el The Daily Mail Australia aseguró que se desconoce la identidad del padre del niño. Y es que, aunque a un hombre de la localidad se le identificó como tal por presuntamente haber tenido una relación con la madre, después se supo que no era verdad.

En tanto, en el aviso del funeral, la Sra. Patten llamó a su hijo un “corazón valiente en reposo” y enumeró a todos los miembros de la familia, con excepción de su padre. “Kevin falleció el 19 de enero de 2022 a la edad de 3 meses”, decía. “Era el amado hijo de Kylie y el amado hermano de Desiree, James y Jack. Kevin era nieto de Wayne y Sue Patten. Un corazón valiente en reposo”.

La última publicación que hizo al respecto, fue hace precisamente un mes, con un mensaje de un autor desconocido que decía: “El dolor nunca termina. Pero cambia. Es un pasaje, no un lugar para quedarse. El dolor no es un signo de debilidad, ni de falta de fe. Es el precio del amor”.

Se trata de las primeras veces que la Sra. Patten se expresa públicamente sobre la tragedia luego de encontrar a su hijo muerto en casa de sus padres, a donde había decidido mudarse tras el nacimiento de Kevin para recibir ayuda en sus crianza. Dicho medio también reportó que sus otros hijos han crecido y se han ido o viven con su expareja.

En tanto, no se ha dicho nada del presunto asesino del bebé Kevin. Aunque unas capturas de pantalla de una conversación de la madre del difunto menor sugieron que habría sido un hombre que ella habría llevado a su casa un día antes del macabro hallazgo, con el que habría sostenido relaciones sexuales. Aunque ella también advertida en dicha platica que los padres del supuesto asesino lo estarían cubriendo.

Tomado de Infobae