Ramzan Kadyrov, el brutal líder checheno aliado de Putin, amenazó con atacar a Polonia: “En solo 6 segundos podemos demostrar de lo que somos capaces”

El líder de la República de Chechenia y aliado de Vladímir Putin, Ramzan Kadyrov, amenazó con lanzar un ataque militar contra Polonia en represalia por su firme apoyo a Ucrania.

Varsovia ha sido uno de los socios más cercanos del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, desde el comienzo de la invasión rusa.

Polonia se convirtió en la opción de escape más viable para los miles de refugiados ucranianos que huyen hacia el oeste. También se ha enfrentado a Rusia en el Parlamento Europeo instando a la prohibición de las importaciones de gas y petróleo del Kremlin, según The Telegraph.

Kadyrov, de 45 años, que se autodenomina “soldado” de Putin, afirmó en un video el lunes: “Ucrania es un acuerdo cerrado. Lo que me interesa es Polonia”.

“¿Qué quiere conseguir Polonia? Una vez que Ucrania esté hecha, podemos mostrarle de lo que somos capaces en seis segundos si hay una orden”, amenazó, según Daily Mail.

Kadyrov ha utilizado repetidamente las redes sociales para jactarse de la supuesta actuación de los combatientes chechenos contra las tropas ucranianas y para hacer otras declaraciones no confirmadas sobre la guerra en Ucrania.

A principios de este mes, el líder checheno exigió una disculpa por un acto de vandalismo en Varsovia. En el aniversario de la victoria de los aliados en 1945, un activista ucraniano arrojó pintura roja sobre el embajador ruso Sergey Andreev cuando intentaba depositar flores en el cementerio militar soviético de la capital polaca.

“Será mejor que retiren sus armas y sus mercenarios y pidan disculpas oficialmente a nuestro embajador”, dijo Kadyrov.

Sus tropas han sido acusadas de crímenes de guerra en Ucrania. Se sabe que el propio líder las sigue en sus excursiones, aunque ha negado haber participado en ninguna ejecución extrajudicial.

Las fuerzas chechenas participaron en el asedio de Mariupol y estaban entre las fuerzas de ocupación que mataron a civiles en los suburbios de Kiev.

Estados Unidos y la Unión Europea han acusado repetidamente a Kadyrov de abusos contra los derechos humanos.

El Ejército ucraniano repelió la ofensiva rusa sobre Severodonetsk

El Ejército ucraniano ha logrado repeler la ofensiva de las fuerzas rusas sobre la ciudad de Severodonetsk, en el este del país, forzándolas a retirarse, según afirmó este sábado el gobernador militar de la región de Lugansk, Serhiy Haidai.

“Los rusos se replegaron a sus posiciones anteriores”, escribió Haidai en su cuenta de Telegram y añadió que sufrieron “pérdidas significativas”, aunque lograron hacerse con el control de un hotel a las afueras de la ciudad.

Según el gobernador, las tropas rusas se replegaron en la zona alrededor de Severodonetsk -el segundo mayor núcleo urbano de Lugansk- y en las vecinas localidades de Toshkivka y Oskolonivka.

Sin embargo, señaló, “el enemigo no deja de intentar atacar la retaguardia de nuestras tropas y de obstaculizar la logística en la región de Lugansk”.

Como resultado del fuego de artillería sobre Severodonetsk, 14 edificios sufrieron desperfectos y otro puente entre Severodonetsk y la vecina ciudad de Lisichansk fue dañado, pero el pasaje entre ambas localidades se mantiene abierto.

El anuncio por parte de Haidai se produce después de que el viernes por la noche hubiese reconocido la posibilidad de que las fuerzas ucranianas se vieran obligadas a abandonar Severodonetsk para no verse acorraladas.

En los últimos días, las tropas rusas han logrado avanzar en su ofensiva sobre la región oriental del Donbás y el viernes se hicieron con el control de la localidad de Limán, al oeste de Severodonetsk, ciudad que ahora se encuentra cercada en gran parte de su perímetro.

Kiev se comprometió a “hacer todo” para defender la región del Donbas, donde el ejército ruso intensificó su ofensiva y llevó a las fuerzas ucranianas a considerar una retirada estratégica para evitar quedar rodeadas.

Tomado de Infobae