Cuáles son los últimos datos científicos que difundió la OMS sobre la viruela del mono

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una actualización con los últimos datos científicos que se recabaron hasta el momento sobre la viruela del mono. Según señalaron, ya se confirmaron más de 250 casos y otros 120 permanecen como sospechosos. Esta patología, que ya fue detectada en 23 países, fue calificada como de “riesgo moderado” para la salud pública, aunque desde el ente sanitario internacional advirtieron que puede elevarse si se propaga a la “población vulnerable” y se establece como “patógeno humano”.

Desde el 13 de mayo de 2022, la viruela del simio ha sido notificada a la OMS por 23 Estados Miembros que no son endémicos para este virus, en cuatro regiones de la OMSLas investigaciones epidemiológicas están en curso. La gran mayoría de los casos notificados hasta el momento no tienen vínculos de viaje establecidos a un área endémica y se han presentado a través de los servicios de atención primaria o de salud sexual”, comienza el documento emitido en las últimas horas.

En ese sentido, señalaron que “la identificación de casos confirmados y sospechosos de viruela símica sin vínculos directos de viaje a un área endémica es atípica. La epidemiología temprana de los casos iniciales notificados a la OMS por los países muestra que los casos se han notificado principalmente entre hombres que tienen sexo con hombres (HSH)”, siendo que “un caso de viruela símica en un país no endémico se considera un brote”.

Según los números emitidos por el ente sanitario internacional, hasta el 26 de mayo, se notificaron “un total acumulado de 257 casos confirmados por laboratorio y alrededor de 120 casos sospechosos. No se han reportado muertes”. “La situación está evolucionando rápidamente y la OMS espera que se identifiquen más casos a medida que se expande la vigilancia en países no endémicos, así como en países que se sabe que son endémicos y que no han notificado casos recientemente”, agregaron.

Es por este motivo que señalaron que las acciones inmediatas deben centrarse en: proporcionar información precisa a los que pueden estar en mayor riesgo de contraer la viruela del simio; detener una mayor propagación entre los grupos en riesgo; y proteger a los trabajadores sanitarios de primera línea.

Viruela del mono: cuáles son los últimos datos científicos que difundió la OMS

La viruela del mono es una zoonosis viral (que se transmite de humanos a animales y viceversa) con “síntomas muy similares a los observados en el pasado en pacientes con viruela, aunque clínicamente es menos grave”, la cual se transmite entre persona mediante el contacto cercano con lesiones, fluidos corporales, gotitas respiratorias y materiales contaminados, como la ropa de cama. En tanto, el período de incubación “suele ser de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días”.

La viruela del simio suele ser autolimitada, pero es probable que haya poca inmunidad entre las personas que viven en países no endémicos, ya que el virus no se ha identificado previamente en esas poblaciones”, advirtió la OMS. Asimismo, señaló que hay dos clados del virus de la viruela del simio: el de África Occidental y el de la Cuenca del Congo (África Central). El primero se ha asociado en el pasado con una una tasa de letalidad (CFR) más baja en general de alrededor del 1% en una población generalmente más joven en el entorno africano. El segundo parece causar una enfermedad grave con mayor frecuencia, con una tasa de letalidad (CFR) informada anteriormente de hasta alrededor del 10%.

Sobre la vacunación y los tratamientos, la OMS explicó que las inmunizaciones “contra la viruela tiene protección cruzada contra la viruela del simio”. Sin embargo, la inmunidad de la vacunación contra la viruela se limitará a las personas mayores (más de 40 o 50 años), siendo que, además, “la protección puede haber disminuido con el tiempo desde la vacunación”. “Si bien se aprobaron una vacuna contra la viruela (MVA-BN) y un tratamiento específico (tecovirimat) para la viruela del simio en diferentes países, en 2019 y 2022 respectivamente, estas contramedidas aún no están ampliamente disponibles en la mayoría de los países y no en absoluto en algunos”, aclaró el ente sanitario internacional.

Cómo avanza la viruela del mono en el mundo

En el documento, la OMS aseguró que se encuentran en curso “las investigaciones de brotes en países que han identificado casos, incluida la búsqueda exhaustiva de casos y el rastreo de contactos, la investigación de laboratorio, el manejo clínico y el aislamiento de casos. Este es el enfoque que la OMS recomienda para contener una mayor propagación”.

“Los ensayos de diagnóstico específicos para la viruela del simio, como de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), han encontrado hasta ahora que el clado de África occidental del virus de la viruela del simio está presente en este brote multinacional”, señaló la OMS y agregó: “Se está realizando la secuenciación genómica para caracterizar mejor al virus que circula en este brote”. “Si bien las investigaciones están en curso, los datos preliminares confirman que los genomas pertenecen al clado del virus de la viruela del simio de África Occidental”, indicaron.

Asimismo, detallaron que las vacunas contra la viruela y la viruela del simio se están implementando en un número limitado de países para gestionar los contactos cercanos. “Si bien se ha demostrado que las vacunas contra la viruela protegen contra la viruela del simio, también hay una vacuna aprobada para la prevención y se basa en una cepa del virus vaccinia (conocido genéricamente como cepa nórdica bávara de Ankara modificada de vaccinia, o MVA-BN), la cual fue aprobada para la prevención de la viruela del simio en Canadá y los Estados Unidos de América. En la Unión Europea, esta vacuna ha sido aprobada para la prevención de la viruela. La OMS ha convocado a expertos para revisar los datos más recientes sobre las vacunas contra la viruela y la viruela símica, y brindar orientación sobre cómo y en qué circunstancias deben usarse”, señalaron.

Cuál es el riesgo de la viruela del mono para la salud pública mundial

Actualmente, el riesgo general para la salud pública a nivel mundial se evalúa como moderado, considerando que esta es la primera vez que se notifican casos y grupos de viruela símica simultáneamente en áreas geográficas de la OMS muy dispares, y sin vínculos epidemiológicos conocidos con países no endémicos en África occidental o central”, señalaron desde el ente sanitario dependiente de las Naciones Unidas y advirtieron que ”la aparición repentina y el amplio alcance geográfico de muchos casos esporádicos indican que la transmisión de persona a persona ya está en marcha, y es posible que el virus haya estado circulando sin ser reconocido durante varias semanas o más”.

Es más, según aseguraron que “el riesgo para la salud pública podría volverse alto si este virus aprovecha la oportunidad de establecerse como un patógeno humano y se propaga a grupos con mayor riesgo de enfermedad grave, como niños pequeños y personas inmunodeprimidas; una gran parte de la población es vulnerable al virus de la viruela del simio, ya que la vacunación contra la viruela, que confiere cierta protección cruzada, se suspendió desde 1980 o antes en algunos países”.

“Actualmente hay información epidemiológica y de laboratorio limitada, y es probable que el número de casos que se notifican actualmente sea una subestimación”, dijo la OMS y advirtió que “existe un riesgo potencial para los trabajadores de la salud si no usan el equipo de protección personal (EPP) adecuado para prevenir la transmisión. Aunque no se informó en el brote actual, el riesgo de infecciones de viruela símica asociadas con la atención médica se ha documentado en el pasado”.

En ese tono, la OMS afirmó que “existe la posibilidad de un mayor impacto en la salud con una mayor propagación a los grupos de población vulnerables, ya que se ha informado que las muertes entre los casos en brotes anteriores ocurren con mayor frecuencia entre los niños y las personas inmunodeprimidas, incluidas las personas con infección por el VIH mal controlada, que pueden estar especialmente en riesgo de enfermedad más grave”, al tiempo que destacó que “existe una alta probabilidad de identificación de más casos con cadenas de transmisión no identificadas, incluso potencialmente en otros grupos de población”.

De todas maneras, para la OMS, en la actualidad, “el riesgo para el público en general parece ser bajo”, aunque aclaró que “en países no endémicos, un caso se considera un brote. Debido a los riesgos para la salud pública asociados con un solo caso de viruela del simio, los médicos deben informar los casos sospechosos de inmediato a las autoridades de salud pública locales o nacionales”, ya que “es importante recolectar información epidemiológica de casos retrospectivos además de los activos”. En el caso de aquellos que ya se recuperaron (retrospectivos), los expertos advierten que pueden ser detectados gracias a la búsqueda de “anticuerpos anti-ortopoxvirus”.

Para finalizar, la OMS aseveró que “no recomienda que los Estados miembros adopten ninguna medida relacionada con los viajes internacionales para los viajeros entrantes o salientes”, al tiempo que instó a que “responder rápidamente para detener el brote de viruela símica en varios países. Se deben tomar medidas rápidas antes de que se pueda permitir que el virus se establezca como un patógeno humano con una transmisión eficiente de persona a persona tanto en contextos endémicos como no endémicos”. “Las lecciones aprendidas de la erradicación de la viruela y del manejo de otras enfermedades zoonóticas emergentes deben ser consideradas urgentemente a la luz de estos eventos en rápida evolución”, concluyó.

Tomado de Infobae