Irán tiene reservas de uranio enriquecido más de 18 veces por encima de lo pactado en el acuerdo nuclear de 2015

El OIEA, la agencia atómica de la ONU, informó este jueves de que Irán sigue enriqueciendo cada vez más uranio, incluyendo material con una pureza del 60 %, un nivel cercano al necesario para fabricar armas atómicas.

El organismo dijo en su último informe sobre el programa nuclear de Irán que “estimaba que, a 15 de mayo de 2022, las existencias totales de enriquecimiento de Irán eran de 3.809,3 kilogramos”. El límite en el acuerdo de 2015 se fijó en 300 kg de un compuesto específico, el equivalente a 202,8 kg de uranio.

En un informe reservado al que tuvo acceso EFE en Viena, los inspectores internacionales precisan que el uranio enriquecido al 60% alcanzaba el 15 de mayo pasado los 43,1 kilos, un 23,7% más que a comienzos de marzo, cuando se difundió el anterior reporte trimestral.

En el caso del uranio enriquecido al 20% la subida registrada en las últimas semanas fue la más notable, al pasar de 182,1 kilos a 238,4 kilos, un 31 % más que a comienzos de marzo.

El informe será analizado en la Junta de Gobernadores del OIEA la próxima semana. El régimen persa siempre ha insistido en que su programa nuclear es pacífico.

El acuerdo nuclear de 2015 –negociado por la administración del entonces presidente Barack Obama con el apoyo de las potencias europeas, de Rusia y de China– prometía un alivio económico para Irán que, según los inspectores, había estado cumpliendo con las severas restricciones del acuerdo a su programa nuclear. Donald Trump retiró a EEUU del acuerdo en 2018 e impuso importantes sanciones unilaterales, incluso sobre el petróleo iraní.

Irán participa desde hace un año en negociaciones directas con las grandes potencias (Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia y China) para reactivar el acuerdo, aunque las conversaciones permanecen estancadas desde el 11 de marzo.

A mediados de mayo, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Said Khatibzadeh, declaró que “si Estados Unidos ofrece una respuesta a algunas de las soluciones planteadas, podemos estar en una posición en que todas las partes regresarán a Viena”. La postura de Washington, en cambio, es menos optimista. El portavoz del departamento de Estado, Ned Price, declaró el viernes que “en este momento un acuerdo está lejos de ser seguro”. “Irán debe decidir si quiere concluir un acuerdo rápidamente”, agregó.

Tomado de Infobae