Revés para Xi Jinping: los países insulares del Pacífico rechazaron un acuerdo de seguridad con China

Diez islas del Pacífico Sur rechazaron este lunes una propuesta de China para un gran acuerdo de seguridad, en un contexto de preocupación de que ese pacto coloque a la región bajo la órbita de Pekín.

Las negociaciones en Suva, la capital de Fiji, entre el ministro de Relaciones Exteriores chino Wang Yi y líderes de esas naciones insulares tenían como objetivo aumentar significativamente la participación de Pekín en la seguridad, la economía y la política del Pacífico Sur.

”Como siempre, hemos dado prioridad al consenso”, declaró tras la reunión el coanfitrión del encuentro y primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, indicando que sería necesario un amplio entendimiento entre los Estados insulares antes de firmar cualquier “nuevo acuerdo regional”.

Pekín se disputa con Washington y sus aliados la influencia en el Pacífico, de importancia estratégica.

Antes de la visita de Wang, China propuso un pacto por el que se comprometía a formar a la policía de las islas del Pacífico, a implicarse en la ciberseguridad, ampliar los lazos políticos y cartografiar zonas marítimas sensibles a cambio de un mayor acceso a los recursos naturales terrestres y acuáticos.

Pekín ofreció además millones de dólares en ayuda financiera, la perspectiva de un acuerdo de libre comercio entre China y las islas del Pacífico y el acceso al vasto mercado chino de 1.400 millones de personas.

China se presenta como un “gran país en desarrollo” que está junto a las naciones de talla pequeña y mediana, pero encuentra desconfianza de parte de ciertos países involucrados en las negociaciones.

En una carta dirigida a otros líderes de la región, el presidente de los Estados Federados de Micronesia, David Panuelo, calificó de “falaz” a esta propuesta de acuerdo destinada a “asegurar la influencia china en el gobierno”, el “control económico” chino de industrias clave.

Papúa Nueva Guinea, Samoa y los Estados Federados de Micronesia son algunos de los países más preocupados por las propuestas chinas, junto a Palau, que reconoce a Taiwán y no fue invitado.

“Preocupaciones”

Los responsables chinos, que trabajan de manera frenética para obtener el apoyo de estas naciones del Pacífico en esta ofensiva diplomática relámpago, admitieron que no se llegó a un acuerdo.

”Ha habido apoyo general de 10 países. Pero por supuesto hay algunas preocupaciones en algunas cuestiones específicas y acordamos que estos dos documentos serán discutidos más adelante”, afirmó el embajador chino en Fiji, Qian Bo, a la prensa en Suva.

De su lado, el ministro chino Wang solo anunció que diez países del Pacífico habían acordado memorandos de entendimiento sobre la Nueva Ruta de la Seda, una iniciativa china de infraestructuras.

El presidente Xi Jinping envió antes de la cumbre un mensaje en el que afirmó que su país sería una “hermano amable” para la región y que juntos compartían un “destino común”, según la televisión pública china CCTV.

Las potencias occidentales son hostiles a la influencia china en la región y el Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió a los países del Pacífico Sur de que desconfíen de los “acuerdos oscuros y vagos, con poca transparencia”.

Australia se unió a Estados Unidos para instar a China a cesar de inmediato su intento de ampliar su influencia en el área de la seguridad en la región.

Tomado de Infobae