Furia en Irán: gritos de “muerte a Khamenei” tras el derrumbe de un edificio que dejó al menos 34 muertos

Grupos de manifestantes corearon consignas antigubernamentales durante la noche en varias ciudades de Irán, entre ellas “muerte a Khamenei”, tras el mortal derrumbe de un edificio en el suroeste del país, según mostraron videos publicados en redes sociales.

En respuesta a la ola de descontentó, Irán suspendió el acceso de internet al mundo exterior. La suspensión del servicio sumió la provincia suroccidental de Juzestán en un aislamiento digital, dificultando a los periodistas verificar los acontecimientos y a los activistas compartir videos y organizar protestas.

Es una táctica que el gobierno iraní ha empleado reiteradamente en tiempos de malestar social, de acuerdo con defensores de derechos, en un país en el que las estaciones de radio y televisión están controladas por el Estado y los periodistas enfrentan la amenaza de arresto.

Las autoridades iraníes informaron que el número de víctimas mortales se elevó a 34 este martes, mientras que otras 37 resultaron heridas en el derrumbe de un edificio residencial y comercial de 10 plantas ocurrido el 23 de mayo en Abadán, en la región petrolera de Juzestán. Los equipos de rescate seguían buscando víctimas bajo los escombros, dijeron.

Las autoridades culpan del derrumbe del edificio Metropol a la corrupción individual y a la falta de seguridad, y afirman que hasta ahora se ha detenido a 13 personas por infracciones en su construcción. Sin embargo, los manifestantes lo atribuyen a la negligencia del régimen iraní y a la corrupción endémica del país.

Los gritos de “muerte a Khamenei”, en referencia al líder supremo iraní Alí Khamenei, se pueden escuchar varios videos subidos a Twitter. Uno de ellos describe la protesta en el distrito de Nazi-abad, al sur de Teherán.

Las consignas contra Khamenei se consideran una línea roja en la República Islámica.

Otro video no verificado muestra a la policía antidisturbios deambulando en motocicletas por la misma zona, aparentemente para interrumpir o intimidar a los manifestantes.

En la ciudad portuaria de Bushehr, al sur del país, un video muestra a los manifestantes gritando “Muerte al dictador”, también en referencia a Khamenei.

Mienten diciendo que es Estados Unidos: nuestro enemigo está aquí”, gritan. Ese es un lema habitual durante las protestas antigubernamentales en Irán.

Videos de las protestas en otras ciudades iraníes también fueron compartidos en redes sociales.

La policía iraní utilizó gases lacrimógenos y efectuó disparos al aire para dispersar a las multitudes, enfrentándose a los manifestantes durante unas protestas que han durado una semana.

En su cobertura de la catástrofe, los medios de comunicación oficiales iraníes han mostrado principalmente el luto religioso y las procesiones funerarias. En declaraciones a la televisión estatal, el gobernador de Abadán advirtió a la población que siga únicamente los medios de comunicación oficiales y evite los “rumores” de las redes sociales.

El derrumbe del edificio fue solo la gota que rebalsó el vaso. La población iraní se siente frustrada por los altos precios de los alimentos y los problemas económicos, en un momento en el que se han estancado los esfuerzos para lograr la reactivación del acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales, que traería el alivio de las sanciones.

Con información de Reuters y AP