Un donante de esperma que ayudó a dar a luz a 15 mujeres lesbianas ocultó que padecía una enfermedad genética

Un donante de esperma que ha engendrado por lo menos 15 hijos de mujeres lesbianas está en el ojo del huracán después de que se revelara que padece de una enfermedad genética de la cual no habían dicho nada las madres.

El caso se dio a conocer en medio de un juicio en el que James MacDougall, de 37 años, pidió acceso a algunos de los niños que nacieron gracias a su esperma. La batalla legal, que se libra en un Tribunal de Familia de Reino Unido, sacó a la luz el “síndrome X” que tiene el donante, una condición genética incurable y hereditaria que conduce a un coeficiente intelectual bajo y un retraso en el desarrollo que afecta a los niños que engendró.

La polémica se desató y el hombre salió a defenderse en la prensa británica afirmando que él “no ha hecho nada malo”.

Según Daily Mail, James dijo: “La verdad completa saldrá a la luz. Estoy muy enojado y molesto”.

Quienes también salieron en su defensa fueron sus padres adoptivos, June y John MacDougall, quienes dijeron que su hijo sólo quería ayudar y que estaba dispuesta a ser parte de la vida de los niños que se habían engendrado con su esperma.

Según June, de 73 años, su hijo estaba “luchando con todo”, después de que le prohibieron participar en la vida de algunos de los niños que había engendrado.

“Él quería ser parte de sus vidas, quería ver a sus hijos”. Es bondadoso y haría cualquier cosa por cualquiera, pero es crédulo. Él solo quería ayudar a esas personas, ayudar a esas mujeres en una relación gay a cumplir sus sueños y convertirse en padres”, dijo la mujer.

“No buscó ningún dinero, hasta donde sabemos, por brindar ese servicio, simplemente lo hizo”, agregó.

Su madre, que prestó testimonio en el caso judicial en su apoyo, contó que su hijo “es un portador que podría transmitir la enfermedad a la próxima generación. Lo heredó de su madre biológica, al igual que sus dos medios hermanos”.

“Pero él les habría dicho a esas madres sobre la condición, estamos convencidos de que lo haría, para ayudar a proteger a los niños”, agregó.

El tribunal escuchó que había firmado un acuerdo diciendo que no quería ningún contacto con algunos de los niños, pero había solicitado a los tribunales órdenes de responsabilidad parental y órdenes de arreglo de niños, lo que le permitía pasar tiempo con cuatro de sus hijos.

Tres madres se opusieron a la petición del padre.

Pero según la señora MacDougall su hijo es una “víctima de esas niñas”, pues él nunca había renunciado a la responsabilidad paternal.

Contó cómo James se había convertido en donante tras publicar en un grupo de mujeres lesbianas en redes sociales que buscaban donantes de esperma.

Ella contó cómo su amado hijo, adoptado como un bebé supuestamente abusado, sufría de ‘autismo y dificultades de aprendizaje’ y sobrevivió con subsidios por discapacidad mientras realizaba trabajo voluntario.

“Este caso judicial ha roto su corazón y el nuestro. Cuando me dijo por primera vez que se había convertido en padre hace dos o tres años, me mostró una foto y dijo: ‘Este pequeño bebé es mío”, afirmó.

“Me sorprendió porque ni siquiera sabíamos que tenía novia y luego me dijo que era un donante de esperma y pensé que habís sido uno solo y no podía creer que lo fuera más. Dijo que había habido otras veces, pero que no quería dinero, solo quería ayudar a las mujeres que no podían concebir de forma natural a tener bebés”, agregó.

Según la madre, aunque para ellos fue un shock enterarse de todo, y saber que había ocurrido varias veces, no juzgan a su hijo y no creen que haya hecho algo malo o ilegal.

“Él nunca conoció a las mujeres, aparentemente se publicitó en las redes sociales sin que nosotros lo supiéramos, pero se hizo buen amigo de algunas de ellas”, contó.

Su esposo agregó: “Ha sido una bendición que hayamos tenido nietos. Nuestro hijo no ha hecho nada malo. ¡No lo queremos crucificado!”

Por su parte la señora jueza Justice Lieven dijo que los hijos de MacDougall, nacidos después de que él se ofreciera en una página de redes sociales para mujeres lesbianas que buscan donantes de esperma, tienen entre tres y unos pocos meses de edad.

Ella le prohibió presentar una solicitud ante el tribunal durante los próximos tres años, debido a su completa falta de comprensión de su conducta y porque sería traumatizante para las madres, y dijo que debería ser conocido para evitar que otras mujeres lo usen como un donador de esperma. En ese sentido,rechazó la solicitud de su abogado de mantener su anonimato y dijo: “El enfoque habitual de anonimato en los Tribunales de Familia no debe usarse como una forma en que los padres se comporten de manera inaceptable y luego se escondan detrás del manto del anonimato”.

Tomado de Infobae