Uruguay: preocupación y debate político por el aumento de los asesinatos

Fueron ocho los homicidios registrados en Uruguay durante el fin de semana que, sumados a un noveno ocurrido el lunes, elevan a 42 la cantidad de asesinatos durante el mes de mayo y a 171 el total en lo que va de 2022. En esa coyuntura, distintos actores políticos manifestaron sus opiniones respecto a la situación del país y la próxima semana habrá una comparecencia al Senado del ministro del Interior, Luis Alberto Heber.

“Estamos presentes, el operativo viene funcionando, pero lamentablemente no podemos prever estos homicidios que suceden a veces en cualquier esquina”, dijo Heber en entrevista con Subrayado. Según explicó, varios de los homicidios “tienen que ver con situaciones de cobro de cuentas de droga”.

También se refirió al barrio Peñarol, el más afectado por este tipo de crímenes durante el mes de mayo, y expresó que habían establecido un operativo muy intenso en la zona y tenían seis móviles policiales. “El episodio pasó a unas pocas cuadras del móvil, pero no pudimos prever esa situación, ni hubo situación para evitar que se pudiera robar, rapiñar ese almacén y que le costara la vida a ese trabajador”, lamentó.

Aunque la gravedad de la situación que atraviesa Uruguay ya era de público conocimiento -el Ministerio del Interior comunicó en abril que durante enero, febrero y marzo hubo un aumento del 33% en la cantidad de homicidios-, el pasado fin de semana dejó en evidencia que el país se enfrenta a una situación aún más delicada: fueron ocho los homicidios en aproximadamente 48 horas.

El senador por el Frente Amplio, Charles Carrera, manifestó su preocupación por “la situación en materia de seguridad pública” y la consideró como “alarmante”, en diálogo con La Diaria. “El ministro habla de un plan, [pero] no hay ningún plan, lo que hay son reacciones”, añadió y señaló que “si uno analiza el crecimiento” de los homicidios “y comparamos mayo de este año con mayo del año pasado, el delito creció 160%”.

También se refirió al plan que presentó el ministro de Interior en Torre Ejecutiva el 11 de mayo con el objetivo de frenar el aumento de homicidios. Carrera dijo que cuando Heber anunció el plan “se habían consumado 15 homicidios” en el mes, y luego del anuncio “desgraciadamente van al menos 27 homicidios consumados, entonces realmente la situación es muy grave, no hay gestión”. Además, reiteró que el Frente Amplio había avisado “que con el incremento de la actividad” luego de la emergencia sanitaria habría “un incremento de la violencia”.

En ese sentido, el exdirector de la Policía Nacional, Mario Layera, dijo que era evidente que “cuando se quitaran las medidas que impedían la movilidad” el aumento de la violencia “iba a volver a resurgir”. “Los homicidios son el extremo superior de lo que está ocurriendo, pero hay mucha más violencia que está sucediendo y que tampoco está siendo contenida”, expresó a la diaria.

Layera se mostró en contra de reducir el problema al accionar de la Policía porque es difícil que esta pueda sostener “una política de reducción de la violencia” a largo plazo. Para el exdirector de la Policía Nacional, “el error más grande” fue usar el tema “como un relato que buscaba réditos electorales”.

Luego de dos años (2018 y 2019) de cifras altísimas de homicidios, en 2020 y 2021 Uruguay atravesó una disminución de esos valores. Desde el gobierno se la atribuyó a la nueva política de seguridad y -luego de aprobada- a la Ley de Urgente Consideración (LUC), que planteaba grandes cambios en materia de seguridad. Pero el panorama en 2022 es menos alentador y las distintas figuras políticas comienzan a sugerir distintas visiones sobre el aumento de los crímenes.

El presidente de Cabildo Abierto, Guillermo Domenech, atribuyó la creciente cantidad de homicidios al avance del narcotráfico. “Evidentemente ha fracasado la marihuana recreativa”, que es “nada más que una puerta de entrada” a otras drogas, añadió. Desde su perspectiva, el gobierno ha sido “muy permisivo” con el consumo de drogas, porque “no hay ni siquiera un aviso, particularmente a los jóvenes, de los efectos nocivos del consumo”.

Quien también vinculó al narcotráfico con la situación fue el senador del Partido Nacional, Jorge Gandini, y dijo que el incremento en los homicidios “puede ser un efecto colateral de la mayor represión del microtráfico”. El senador dijo a la diaria que, desde su perspectiva, “el rumbo es el adecuado” y el partido respalda la gestión del ministro Heber.

Tomado de Infobae