180 horas de trabajo comunitario y cinco años sin poder tener mascota: la condena a la estrella del West Ham que golpeó a su gato

Un tribunal de Londres condenó este miércoles al futbolista francés Kurt Zouma a 180 horas de servicios comunitarios trasdeclararse culpable de maltratar a su gato. El escándalo estalló hace casi cuatro meses por la difusión en las redes sociales de un video que provocó gran indignación porque se ve a la figura del West Ham United pegándole una patada muy violenta a su mascota.

No obstante, ese no fue el único castigo que le puso la justicia británica a Zouma: también le prohibieron al jugador galo poseer un gato durante un período de cinco años. La jueza Susan Holdham, quien calificó sus acciones de “vergonzosas y reprobables”, decidió no permitirle tener nuevamente mascota.

El video de la polémica, donde se lo ve a Kurt Zouma dándole una patada y un golpe con la mano a su gato, fue grabado el 6 de febrero y compartido en Snapchat por su hermano menor Yoan, de 24 años, también futbolista. La filmación no tardó en viralizarse en otras redes sociales como Twitter, Facebook, TikTok e Instagram.

Una vez que estalló el escándalo, Zouma empezó a padecer las consecuencias de su repudiable acto. Se presentó ante el tribunal el pasado 24 de mayo y la fiscal Hazel Stevens explicó que los actos ocurrieron después de que los gatos dañaran una silla y aseguró que tras la publicación del vídeo se registró “un aumento de personas que golpeaban a gatos y publicaron las imágenes en diversas redes sociales”.

Los dos gatos del jugador fueron puestos bajo el cuidado de la organización de defensa del bienestar animal Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), que lanzó una denuncia para que Kurt y Yoan Zouma fueran procesados. El West Ham no suspendió al jugador e incluso lo hizo jugar en un partido la noche en que se destapó el caso, pero luego recibió una multa económica de poco más de USD 300.000. Además, el fabricante de ropa deportiva Adidas rompió su contrato de patrocinio con él.

El West Ham aseguró que los gatos “no han sufrido ninguna lesión física”. Posteriormente, comunicaron que Zouma fue sancionado de forma económica y que el dinero fue donado a organizaciones de protección de los animales.

Kurt Zouma enfrentaba una posible sentencia de hasta cinco años de prisión debido al endurecimiento de este tipo de penas en 2021 pero logró evitar la cárcel. “Quiero disculparme por mis acciones. No hay excusas para mi comportamiento, del cual sinceramente me arrepiento.Los gatos están bien, sanos y salvos. Todos en la familia los queremos. Este comportamiento fue un hecho aislado y no pasará de nuevo”, había escrito en un comunicado el jugador francés surgido en el AS Saint-Étienne, que también vistió la camiseta del Chelsea.

Tomado de Infobae