Ultimátum de Elon Musk a los ejecutivos de Tesla: vuelvan a la oficina o váyanse

El hombre más rico del mundo parece estar harto de esto de trabajar desde casa.

Elon Musk, director ejecutivo de Tesla Inc., se metió en el debate de la vuelta a la oficina en Twitter al explicar un correo electrónico que aparentemente envió el martes al personal ejecutivo del fabricante de coches eléctricos.

Bajo el asunto “Remote work is no longer acceptble” [sic, el trabajo remoto ya no es más aceptable], Musk escribió que “cualquiera que desee trabajar a distancia debe estar en la oficina un mínimo (y quiero decir *mínimo*) de 40 horas a la semana o dejar Tesla. Esto es menos de lo que pedimos a los trabajadores de la fábrica”.

El CEO continuó especificando que la oficina “debe ser una oficina principal de Tesla, no una sucursal remota no relacionada con las funciones del trabajo, por ejemplo ser responsable de las relaciones humanas de la fábrica de Fremont, pero tener su oficina en otro estado”.

Aunque Musk no abordó directamente si el correo electrónico es auténtico, sugirió fuertemente que lo es al responder a un seguidor que le pedía que se dirigiera a las personas que piensan que ir a trabajar es un concepto anticuado. “Deberían fingir que trabajan en otro sitio”, respondió.

Aproximadamente dos semanas antes de que Musk llegara a un acuerdo para adquirir Twitter IncKeith Rabois, un empresario y capitalista de riesgo de Silicon Valley, tuiteó una anécdota que habla del estilo de gestión de su amigo. En Space Exploration Technologies Corp.Musk observó una vez a un grupo de becarios que se arremolinaban mientras esperaban en una cola para tomar café.

Musk consideró esto como una afrenta a la productividad. Según Rabois, que conoce a Musk de sus días en PayPal Holdings Inc.Musk amenazó con despedir a todos los becarios si volvía a ocurrir, e hizo instalar cámaras de seguridad para vigilar el cumplimiento.

Rabois escribió en abril que los empleados de Twitter -una de las empresas más destacadas en permitir el trabajo a distancia permanente- están “ante un duro despertar”. El aparente correo electrónico de Musk al personal ejecutivo de Tesla sugiere que la política de Twitter cambiará una vez que él tome el mando.

La referencia a los trabajadores de la fábrica de Tesla también es interesante a la luz de la situación en la planta del fabricante de automóviles en Shanghai.

Miles de empleados han estado encerrados durante meses, trabajando en turnos de 12 horas, seis días a la semana. Hasta hace poco, muchos dormían en el suelo de la fábrica como parte de un sistema de circuito cerrado destinado a mantener a Covid fuera y a los coches saliendo de la línea de producción.

Los trabajadores contratados para recuperar la velocidad de la fábrica se trasladan entre las instalaciones y sus dormitorios -fábricas en desuso o un antiguo campamento militar- y los trabajadores del turno de día y de noche comparten camas en dormitorios improvisados.

(C) Bloomberg.-