“Sus intestinos estaban afuera”: Revelan detalles del sangriento ataque a una doctora y dos enfermeros en clínica de Los Ángeles

Las autoridades de Los Ángeles identificaron al hombre que la tarde del viernes ingresó a una clínica del Valle de San Fernando y acuchilló a tres personas, al tiempo que se han revelado escalofriantes detalles del sangriento ataque.

El atacante en el Encino Hospital Medical Center se llama Ashkan Amirsoleymani, de 35 años, quien se encuentra bajo custodia con tres cargos de intento de homicidio y a quien se le impuso una fianza de $3 millones de dólares.

El individuo, que se presentó en la clínica como paciente, tiene antecedentes criminales, pero aún no se han determinado las causas del ataque.

De acuerdo con un reporte de Los Angeles Times, dos empleados de una clínica dental cercana ayudaron a las víctimas del ataque y, de manera notable, a la captura del atacante, además de ofrecer reveladores detalles del violento episodio.

Según el reporte, los dos empleados dentales se metieron a la clínica ubicada en el 16237 de Ventura Boulevard tras darse cuenta de que un enfermero había salido de ella cubierto de sangre, y una vez en el interior, cuando el agresor se metió con cuchillo en mano a una habitación que sirve como bodega, ayudaron a cerrar la puerta para que no pudiera salir.

Ellos se habían metido al hospital tratando de pedir ayuda para al enfermero, quien presentaba una enorme cortada.

“Él nos dijo: ‘Hay alguien adentro, un paciente que me apuñaló, y está acuchillando a otras personas’”, relató Parham Saadat, uno de los dos empleados dentales. “Sus intestinos estaban afuera”.

El atacante llevaba un perro cuando ingresó a la clínica de Encino

Cuando otro enfermero y un guardia aseguraron la puerta de la bodega donde estaba el sospechoso, los empleados dentales entrevistados por Los Angeles Times acudieron a la ayuda de una doctora que fue acuchillada en el pecho, quien luego fue sacada en una camilla y llevada a un hospital en Northridge, igual que el enfermero apuñalado.

Una tercera persona atacada, una enfermera, sufrió una herida en la pierna. Las tres víctimas se encontraban estables este sábado e incluso el canal NBC4 dijo que dos de ellas ya fueron dadas de alta.

El mismo canal reportó que el atacante se veía bajo la influencia de sustancias cuando ingresó a la clínica. “Se veía drogado. Se veía muy ansioso. Estaba sudando mucho. La mitad de su camisa estaba empapada de sudor, y llevaba a un perro“, relató Benjamín Román, un técnico de ultrasonido.

“El tipo ni siquiera reaccionaba”, agregó Saadat, el empleado dental sobre lo que vio a través de la ventana de la puerta cuando el atacante estaba encerrado en la bodega. “Solo estaba parado en el cuarto, con su espalda contra la puerta. No sé qué estaba haciendo, pero fue muy aterrador”.

Cuando unas cuatro horas después y tras intentos fallidos de negociación de un equipo SWAT del LAPD, el atacante fue arrestado. Presentaba heridas en los brazos presuntamente inflingidas por él mismo.

Tomado de https://laopinion.com/