¡Desgarrador! Le detectan cáncer terminal durante la cesárea y el médico se marcha a llorar

Una mujer en Reino Unido descubrió que tenía cáncer terminal cuando estaba dando a luz a su tercer bebé. Lois Walker, de 37 años, no esperaba ese diagnóstico. Sin embargo, fue el médico que la asistió durante la cesárea quien se percató de los numerosos tumores que invadían su cuerpo y comenzó a llorar.

Allí, el profesional detectó que la mujer tenía cáncer de ovarios, en el revestimiento del abdomen y en los ganglios linfáticos.

La joven madre contó que llevaba meses con fuertes dolores abdominales. Pero su médico de cabecera le dijo que los síntomas que tenía podrían deberse al estrés, o incluso su edad, y no de que algo malo estuviera pasando en su interior.

Sin embargo, ella decidió pedir una segunda opinión y asistió a dos centros hospitalarios donde la sometieron a una serie de exámenes. En primera estancia, le aconsejaron evitar los lácteos, considerando que podría tener colon irritable.

Fue en 2021, cuando dio a luz a su tercer bebé, que el médico que la asistió durante la cesárea descubrió que le cuerpo de la mujer estaba repleto de tumores. “Como un saco de arena que se hubiera abierto y todo se hubiera desparramado”, describió Louis. Al ver ese cuadro, el profesional se quebró y comenzó a llorar.

Dijo: “Mi abdomen estaba muy enfermo, con tumores por todas partes”, le contó a la BBC.

Pese a que la mujer de 37 años se sometió a seis sesiones de quimioterapia y dos intervenciones quirúrgicas, los doctores afirman que “no hay manera de detener la enfermedad”. Louis afirma que lo único que le resta es tener una vida cómoda durante el tiempo que le quede de vida. “No quisiera que nadie pasara por lo que estoy pasando yo”, lamentó.

“Dejo tres hijos”

Lois quiso mostrar su total decepción y denuncia a los médicos y profesionales de la salud. “Ha sido absolutamente diabólico. Se llaman a sí mismos profesionales de la salud y se supone que deben brindarnos atención, pero eso es negligencia. Siento que podría haberse detectado antes, para no tener este diagnóstico tardío, y dejaré tres hijos”, dijo en una entrevista a la BBC.

Dale Wistow, la pareja de la mujer, también se mostró devastado.”Todo es muy enfermizo, especialmente por los niños. No sabemos qué nos deparará el futuro”, razonó.

Tomado de El Clarín