Detuvieron en Francia un a hombre acusado de realizar ataques con agujas

Fiscales franceses encausaron a un hombre de 20 años en el sur de Francia en relación con una serie de ataques mediante pinchazos en discotecas festivales de música que han creado un clima de psicosis y alarmado a las autoridades.

El hombre fue arrestado e inculpado el domingo, dos días después de que unas 20 personas denunciaran ataques con agujas, el viernes por la noche durante un concierto televisado en Toulon (sur de Francia)

Una mujer tuvo que ser hospitalizada y la policía tuvo que acudir debido al pánico que causaron entre los asistentes esos ataques.

El hombre, que fue identificado por dos mujeres, fue encausado por ataque premeditado con violencia, según los fiscales. El detenido niega los cargos.

“En la etapa actual de la investigación, el sospechoso niega las acusaciones por completo, pero dadas las declaraciones de los testigos, la oficina del fiscal cree que hay evidencia suficiente para abrir un caso y presentarlo ante un juez (para ser acusado)”, dijo el fiscal de Toulon, Samuel Finielz explicó el medio The Sun Daily.

Desde inicios del año se han registrado al menos 100 incidentes similares en todo el país, con jóvenes alegando haber sido heridos con agujas en discotecas o festivales de música.

Otros nuevos ataques parecidos se habrían producido el pasado fin de semana en dos festivales musicales.

Seis adolescentes de 17 y 18 años denunciaron haber recibido pinchazos en las manos o los brazos, durante un festival en Belfort, en el este de Francia.

Otras siete personas indicaron haber sufrido heridas con agujas en el festival de Vic-Fezensac, en el sudoeste del país, donde fue arrestado un individuo, según indicó el fiscal de la región Jacques-Edouard Andrault.

La mayoría de los víctimas desde principios de año han sido jóvenes mujeres, que a menudo tras los ataques sufrieron náuseas, vértigo o fuertes dolores.

Se han reportado casos en todo el país desde las ciudades occidentales de Nantes y Rennes, hasta las costas sur y atlántica y los Alpes franceses.

Las autoridades aconsejan a todas las víctimas que se sometan a análisis de sangre después y algunas han recibido tratamiento preventivo para el VIH y la hepatitis.

Las víctimas no parecen haber sido inyectadas con sustancias tóxicas o drogas, explicó el medio.

Por lo general, la policía ha tenido problemas para identificar a los culpables o determinar exactamente qué se está utilizando, ya sea una jeringa o un simple alfiler.

Tomado de Infobae