“No voy a saltar detrás de ti”: Policías dejaron que hombre se ahogara en un lago de Arizona

Un hombre murió ahogado después de lanzarse a un lago en Arizona ante la mirada de dos policías, quienes le advirtieron que no iban a saltar detrás de él para rescatarlo.

Los hechos ocurrieron a las 05:00 am del pasado 28 de mayo pasado cuando los agentes de Tempe, cercana a Phoenix, respondieron a un aparente disturbio en el Tempe Center for the Arts, que se encuentra en un paseo del Tempe Town Lake, un embalse de la ciudad.

En el lugar, los agentes encontraron a una mujer y a un sujeto de nombre Sean Bickings, de 34 años, distanciados. La mujer se identificó como esposa del hombre.

Según se puede apreciar en un video de una cámara de seguridad que portaba uno de los oficiales, la mujer explicó que ella y Bickings a veces tenían desacuerdos, pero aseguró que él no la había lastimado físicamente.

Después de obtener sus nombres, los dos oficiales se acercaron al hombre, quien estaba sentado en un banco frente al agua tratando de entablar una conversación con él.

La víctima tenía antecedentes criminales

Los policías recibieron información de la central de que Bicking tenía tres órdenes de arresto pendientes; sin embargo, no sugirieron ninguna de ellas durante su encuentro.

El hombre, sin embargo, comenzó a actuar de manera sospechosa para, en un momento, preguntar si era libre de irse y escalar una valla que divide el paseo marítimo del agua. Cuando uno de los oficiales preguntó qué estaba haciendo Bickings, a lo que respondió que iba a “nadar”.

“¿Qué tan lejos crees que llegarás?”, cuestiona un agente.

Aún así, el sujeto entró al agua y nadó hacia un puente mientras los policías le ordenaban que volviera porque estaba prohibido nadar en el lago.

Según se aprecia en el video, uno de los policías le preguntó a Bickings cuál era su plan ahora. El hombre respondió: “Me voy a ahogar, me voy a ahogar”. Uno de los agentes le ordenó que fuera a una de las orillas del paseo y se sostuviera ahí.

Bickings luego pidió ayuda y dijo momentos después: “No puedo tocar. Oh Dios. Por favor, ayúdame. Ayúdame.»

“Me estoy ahogando (…)”, se alcanza a escuchar.

“Regrese a la orilla”, grita el oficial.

El policía, quien fue identificado como “agente 1”, le responde: “Está bien, no voy a saltar detrás de ti”.

La pareja de Bickings se acercó y rogó a los uniformados que lo ayudaran a salir del agua diciéndoles a los oficiales que amaba al hombre. “Él es todo lo que tengo”, dijo. “No puedo perderlo, se va a morir”, aseguró la mujer.

Unos momentos después se escucha decir al oficial número 1 que Bickings “se fue por debajo y no ha vuelto a subir desde hace unos 30 segundos”.

Los oficiales no se dirigieron a Bickings después, según se lee en la transcripción. Las autoridades dijeron que el hombre nadó no más de 40 yardas antes de angustiarse y «pronto se hundió y no resurgió».

The Arizona Republic informó que un equipo de Tempe Fire Medical Rescue sacó el cuerpo de Bickings del agua justo antes de las 11:30 a.m.

Departamento de Seguridad Pública de Arizona y Departamento de Policía de Scottsdale informaron en un comunicado que abrieron una investigación a los dos policías que intervinieron en el incidente. Por el momento, aclararon, se encuentran dados de baja sin goce de sueldo.

Tomado de https://www.univision.com/