La princesa Marta Luisa de Noruega se comprometió con el chamán estadounidense Durek Verret

La princesa Marta Luisa de Noruega anunció este martes su compromiso con el chamán estadounidense Durek Verret, con quien mantiene una relación sentimental desde hace tres años.

”El amor no juzga de dónde vienes o quién eres como ser humano. El amor crea puentes entre personas, culturas y religiones. Estamos felices de habernos encontrado a través de los continentes, etnia y origen social”, escribió la pareja en un comunicado.

Marta Luisa, de 50 años, y Verret, tres años menor y guía espiritual de famosos, revelaron su relación en mayo de 2019, días antes de iniciar una controvertida gira de charlas que recibió duras críticas y la llevó a anunciar luego que dejaría de usar su título con fines comerciales.

La pareja, que se encuentra estos días en Los Ángeles (EEUU), señaló que seguirán viviendo en sus respectivos países de momento y que aún no hay fecha para la boda.

”Soy tan feliz por haberme comprometido con el chamán Durek, él hace saltar mi corazón”, escribió la princesa en su cuenta en la red social Instagram, mientras que el novio dijo estar más feliz de lo que nunca ha estado antes.

Vestida con un vestido sin mangas estampado vibrante, se podía ver a Marta Luisa de pie junto a su pareja, que vestía un elegante traje con detalles de encaje.

Según los medios noruegos, la princesa planea mudarse a California con sus hijas.

El chamán se apresuró a compartir un comentario efusivo en la publicación, escribiendo “Amo a nuestra familia. Tú, querida, eres una fuerza en la vida. La forma en que amas a tus hijos y cómo nutres sus mentes y corazones para que crezcan”.

Los padres de Marta Luisa, los reyes Harald y Sonia, enviaron en un comunicado “sus felicitaciones más cordiales” a los novios.

A principios de este año, Durek reveló que “le pidió al rey Harald” de Noruega la mano de la princesa, pero aún no le había propuesto matrimonio porque “no tenían prisa” por casarse.

En una entrevista en Billed Bladet dijo que él “hace las cosas de manera respetuosa” y agregó: “Soy muy anticuado en la forma en que hago las cosas. Por lo tanto, me senté con el rey Harald y la reina Sonja y les pedí la mano de su hija en matrimonio. Si me hubieran dicho que no, no habría seguido adelante”.

La princesa estuvo casada con el escritor noruego Ari Behn entre 2002 y 2017, cuando se divorciaron, y con él tuvo tres hijas: Maud Angelica, de 19 años; Leah Isadora, de 17, y Emma Tallulah, de 13.

Behn se quitó la vida la Navidad de 2019 a los 47 años, una tragedia que Marta Luisa pudo superar gracias a la ayuda de Verret, según reveló.

El diario Daily Mail comentó que al hablar sobre el día traumático en una entrevista, Marta Luisa reveló que regresaron a casa del servicio religioso de la mañana de Navidad y se enteraron de las noticias.

“Decían que fue mi culpa y la culpa de Durek, que si no hubiera sido por él, esto no habría sucedido. Tuve tanta suerte de tener el apoyo de Durek y mi familia y mis amigos a nuestro alrededor, pero es un vacío. De repente, era una madre soltera, que es un caballo muy diferente y, por supuesto, el dolor, la ira, la autocompasión, la tristeza por no volver a verlo… es devastador”, explicó la princesa.

Marta, quien agregó que “nunca se sintió como una realeza”, también reveló que descubrió cuán racistas pueden ser los noruegos desde que se relacionó con Durek, quien es de ascendencia noruega, india y haitiana, comentó el medio británico.

La princesa se ha visto envuelta en varias polémicas a lo largo de su vida, como cuando fundó con una amiga una escuela para promover el “contacto” con los ángeles, a la vez que alardeaba de tener poderes sobrenaturales.

Tomado de Infobae