Quién es quién en el entramado criminal que llevó al asesinato del fiscal Marcelo Pecci

Este lunes 6 de junio la justicia colombiana realizó la audiencia de imputación de cargos a los cinco acusados del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, cuatro de los cuales aceptaron cargos por el homicidio del funcionario mientras pasaba su luna de miel en un lujoso hotel de la isla de Barú (en Cartagena, Colombia).

En el trámite judicial, Cristian Camilo Monsalve, Eiverson Adrian Zabaleta, Marisol Londoño Bedoya y Wendre Still Scott Carrillo, se declararon conformes con las imputaciones, mientras que Francisco Luis Correa Galeano negó los cargos.

A estas cinco personas la Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas. La diligencia se desarrolló de manera privada por amenazas de muerte que habían sido alertadas el pasado viernes en la audiencia de legalización de captura por parte del Juez 12 Penal de Control de Garantías de Cartagena:

“Uno de los procesados ha hecho manifestaciones amenazantes en contra de los funcionarios que celebran esta actuación, indicando esa posibilidad de hallar en cualquier lugar de la República de Colombia con el fin de dar muerte”.

Cuál es el papel que había jugado cada uno de los implicados en el asesinato de Marcelo Pecci.

Sobre la operación criminal que dio con la muerte de Pecci, se maneja la hipótesis en la que Scott Carrillo, de 31 años, habría sido el sicario, quien con tres disparos habría segado la vida del fiscal cuando se hospedaba en el hotel Decameron.

En el caso de Marisol Londoño Bedoya y Christian Monsalve, madre e hijo, tenían el papel de marcador; es decir, perseguían a Marcelo Pecci para establecer minuto a minuto su paradero. Esta pareja se habría hospedado en el lujoso hotel para saber el momento exacto en el que el fiscal estuviera en la playa privada del Decameron.

Francisco Luis Correa Galeano, quien no aceptó cargos, sería quien habría articulado toda la operación en la que asesinaron al fiscal uruguayo, también era el encargado sería de pagarle a cada uno de los involucrados.

Según la hipótesis manejada, Eiverson Adrian Zabaleta, un cartagenero de 23 años,habría sido el encargado de transportar al sicario hasta Barú.

Las autoridades colombianas aún están tras la pista de otra persona (el sexto involucrado) que habría ayudado al sicario de origen venezolano en el homicidio del fiscal Marcelo Pecci en Cartagena (isla Barú) en medio de su luna de miel.

Cabe destacar que el juez 12 Penal de Control de Garantías de Cartagena impuso medida de aseguramiento intramural contra los cinco implicados en el asesinato de Pecci; aún se desconoce dónde serán trasladados y se espera que en las próximas horas el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) dé a conocer el nombre de la cárcel.

Mientras tanto, en Paraguay avanza la búsqueda de quienes ordenaron el homicidio de Pecci. Hugo Volpe, fiscal excompañero de la víctima, le sigue el rastro a organización compuesta por brasileños de origen en Libia, que habría participado en este acto criminal. Cabe destacar que en Asunción se adelanta la extradición de uno de los cabecillas de la organización, llamado Kassem Mohamad Hijazi.

Marcelo Pecci fue asesinado el pasado 10 de mayo en la playa de un exclusivo hotel ubicado en isla Barú, donde se encontraba de luna de miel con su esposa. De acuerdo con la investigación de las autoridades, habrían pagado 120.000 dólares por el asesinato.

Tomado de Infobae