Arrestaron en EEUU a un hombre armado que amenazó a un juez de la Corte Suprema

La policía de Estados Unidos arrestó este miércoles a un hombre armado que amenazó al juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh, en medio de tensiones políticas por fallos del máximo tribunal esperados este mes sobre el aborto y el derecho a portar armas.

El hombre no identificado fue detenido cerca de la casa del magistrado en Chevy Chase, Maryland, en las afueras de Washington, lugar de protestas recientes tras conocerse un borrador de sentencia que sugería que la Corte, de tendencia conservadora, se disponía a revocar el derecho constitucional al aborto.

“Aproximadamente a la 01:50 de hoy (miércoles), un hombre fue arrestado cerca de la residencia del juez Kavanaugh. El hombre estaba armado y profirió amenazas contra el juez”, dijo la portavoz de la corte, Patricia McCabe, en un comunicado.

El diario The Washington Post, citando a funcionarios anónimos, señaló que el hombre tiene unos 20 años y es de California, y fue detenido portando un arma y herramientas para ingresar a una vivienda.

Le dijo a la policía que quería matar al juez, aseguró el periódico. Según el Postestaba “enojado” por el proyecto de dictamen final de la Corte Suprema sobre el derecho al aborto, filtrado a principios de mayo a la prensa, y también por la reciente ola de tiroteos masivos en el país.

El mandatario estadounidense Joe Biden condenó enérgicamente las amenazas contra el juez Kavanaugh. “El presidente condena la acción de este individuo en los términos más enérgicos”, señaló este miércoles la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a los periodistas a bordo del avión presidencial Air Force One.

Mayor seguridad

La seguridad de los nueve magistrados de la Corte Suprema ha aumentado en las últimas semanas tras esa filtración sin precedentes.

El texto, escrito por otro juez conservador, Samuel Alito, indicaba que el máximo tribunal podría estar listo para revocar el histórico fallo judicial Roe v. Wade, que hace cinco décadas consagró el derecho a abortar en todo el país.

Si el proyecto de opinión de Alito se aprueba con el apoyo de la mayoría de los jueces, probablemente permitirá que muchos estados implementen de inmediato prohibiciones totales o casi totales del procedimiento de interrupción del embarazo.

La perspectiva generó enojo y consternación entre los defensores del derecho al aborto, y provocó protestas frente a las residencias de Kavanaugh, Alito y el presidente del alto tribunal, John Roberts.

Tras la filtración del texto y las manifestaciones se incrementó la seguridad de los magistrados y se levantaron barreras alrededor de la sede de la Corte Suprema para evitar que la gente se acercara al edificio.

“Las amenazas de violencia y la violencia real contra los jueces, por supuesto, atacan el corazón de nuestra democracia”, dijo el miércoles el fiscal general estadounidense, Merrick Garland. “Por eso el mes pasado aceleré la protección de todas las residencias de los magistrados, las 24 horas del día, los siete días de la semana”, dijo.

Aborto y armas

Kavanaugh es uno de los seis jueces del ala conservadora de la Corte Suprema, tres de los cuales fueron nominados por el ex presidente republicano Donald Trump. Pero no es visto como de línea dura como Alito, o Clarence Thomas.

Católico, su nominación en 2018 provocó acalorados debates sobre sus puntos de vista sobre las mujeres y el derecho al aborto.

Su confirmación dio a los conservadores una mayoría de 5-4 en la corte, que creció aún más cuando otra jueza católica, Amy Coney Barrett, fuertemente antiaborto, ingresó a la Corte en octubre de 2020.

La filtración del borrador de la opinión de Alito provocó especulaciones de que alguien esperaba empujar a la Corte en una dirección u otra en su decisión final sobre el caso del aborto, cuyo fallo se espera para fines de junio.

Algunos analistas creen que Roberts y Kavanaugh podrían tener una posición moderadora en la sentencia final para sostener parcialmente las protecciones del aborto en la decisión Roe v. Wade de 1973.

También se espera que la Corte Suprema se pronuncie antes del 30 de junio sobre un caso de armas de fuego en Nueva York que podría hacer que se flexibilicen las leyes de control de armas.

Esa decisión también está en el punto de mira después de una oleada de tiroteos masivos en todo el país, especialmente uno que dejó 10 afroestadounidenses muertos en Buffalo, Nueva York, y la masacre de 19 niños y dos maestras en Uvalde, Texas.

Esos tiroteos han aumentado el clamor por controles más estrictos sobre las armas de fuego y un fuerte rechazo de los propietarios de armas que buscan menos controles.

Tomado de Infobae