El rabino jefe de Moscú abandonó Rusia tras recibir presiones para apoyar la invasión a Ucrania

El rabino jefe de Moscú abandonó Rusia tras recibir presiones para apoyar la invasión de Ucrania, según un familiar.

Pinchas Goldschmidt, nacido en Suiza, se desempeña como rabino jefe de Moscú desde 1993, al tiempo que dirigía un gran grupo rabínico europeo.

“Finalmente puedo compartir que mis suegros, el rabino jefe de Moscú @PinchasRabbi @Rebbetzin Dara Goldschmidt, han sido presionados por las autoridades para que apoyen la ‘operación especial’ en Ucrania y se han negado”, tuiteó Avital Chizhik-Goldschmidt el martes.

Chizhik-Goldschmidt, periodista afincada en Nueva York, dijo que Goldschmidt voló a Hungría dos semanas después de la invasión del 24 de febrero, para recaudar dinero para los refugiados en Europa del Este antes de continuar hacia Israel.

Las organizaciones judías de Rusia han adoptado un tono más crítico sobre la guerra en Ucrania que otros grupos religiosos, incluida la poderosa Iglesia ortodoxa que ha respaldado la campaña.

El 2 de marzo, el rabino principal de Rusia, Berel Lazar, pidió a los participantes en el conflicto que “silenciaran las armas y detuvieran las bombas”, aunque no llegó a condenar al presidente Vladimir Putin.

A principios de mayo, Lazar, se unió a las críticas a los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien dijo que Adolf Hitler “tenía sangre judía” y que “los antisemitas más rabiosos tienden a ser judíos”.

Lazar describió los comentarios de Lavrov como “impactantes” y dijo que deseaba que el ministro se disculpara.

“No me considero con derecho a dar consejos al jefe de la diplomacia rusa, pero sería bueno que se disculpara con los judíos y simplemente admitiera que se equivocó”, dijo Lazar a la Agencia Telegráfica Judía. “Creo que entonces sería posible dar por resuelto el incidente y pasar página”.

(Con información de Reuters)