La historia del príncipe que lleva 17 años en coma y su familia espera el milagro

La princesa Rima bint Talal compartió un video de su sobrino, el príncipe Al Waleed bin Khaled bin Talal, conocido como «el príncipe durmiente», que entró en coma hace más de 15 años tras un accidente de tránsito.

El príncipe, que fue internado en el hospital tras un accidente de coche en 2005, es sobrino del multimillonario inversor saudí Alwaleed bin Talal. «Amado mío, que Dios te proteja, te cure y te restaure», escribió la princesa Rima en Twitter.

El video compartido por la princesa Rima, la hermana del príncipe Jaled bin Talal, muestra al príncipe Al Waleed conectado a una máquina de soporte vital, cubierto con una bandera saudí con las palabras «Nuestro país está en nuestros corazones». 

Su padre, el príncipe Khaled, espera que su hijo se recupere completamente. «Alguien me preguntó: ¿por qué no desconecta los aparatos de su hijo? Respondí que si era la voluntad de Dios que muriera en el accidente, entonces mi hijo estaría en la tumba», había dicho el príncipe Khaled. 

En octubre de 2020, su hermana, la princesa Noura bint Talal, había tuiteado un video del príncipe Al Waleed moviendo los dedos. 

«Querido hijo del amado Khalid bin Talal Al Waleed, alabado sea Alá, que da vida a quien quiere por su orden. Alabado sea Dios, que te ha devuelto la salud, así que no desesperes con el poder de Dios», escribió en Twitter.

La historia del príncipe durmiente

Tenía 18 años cuando sufrió un grave accidente de coche en Londres​. Desde 2005, Al Walid bin Jalid bin Talal al Saud, el príncipe de Arabia Saudita, está en coma ante la negativa de sus padres de seguir los consejos médicos y desconectarlo de la máquina que lo mantiene con vida. 

La familia del millonario no quiere desconectarlo porque aseguran que “Dios es capaz de devolverle la vida”.

Desde su trágico accidente permaneció cerca de diez años en la unidad de terapia intensiva en un hospital en Riad​. Hace siete años fue trasladado a la residencia familiar, según detalla el periodista Francisco Carrión en un informe de El Mundo.

Durante un tiempo las redes sociales se inundaron de rumores sobre su estado de salud, incluso lo dieron por muerto. La familia lo desmintió muchas veces en Twitter​.

Su padre Jaled bin Talal, se niega a desconectarlo y sostiene que algún día ocurrirá un milagro que le permita “recobrar la vida”.  

“Dios que guardó su alma durante más de una década es capaz de devolverle la vida”, dijo Jaled bin Talal en 2020.

Al Walid y Mohamed son sobrinos de una de las principales fortunas de Arabia Saudí, el multimillonario Al Walid bin Talal. El más atípico y liberal de los príncipes saudíes, con millones de seguidores en las redes sociales, es dueño de Kingdom Holding, la sociedad que agrupa activos repartidos por medio mundo con una riqueza que la revista Forbes ​calcula en 17.000 millones de dólares (unos 14.000 millones de euros). Tiene participaciones en Apple, Twitter, Citigroup, Four Seasons o Disney. 

El clan del padre Jaled bin Talal se encuentra bien posicionado en la familia real de Arabia Saudita. El abuelo, fallecido en el 2018, era hermano del rey Salmán y ocupó el cargo de ministro de Finanzas a inicios de la década de 1960.

Jaled bin Talal mantiene discrepancias políticas con la administración de Arabia Saudita. Fue detenido en el 2017 por mostrar su rechazo “a la decisión real de despojar a la polémica policía religiosa de potestad para firmar arrestos”, asegura El Mundo. Pasó varios años preso, pero actualmente se encuentra en libertad y esperando la mejora de sus hijos Mohamed y Al Walid bin Jalid bin Talal al Saud.

Tomado de https://www.clarin.com/