El inversor ruso que está detrás de la financiación de Elon Musk para comprar Twitter

La oferta de Elon Musk por Twitter Inc., que se ha visto alterada por la amenaza del multimillonario de retirarse, atrajo a un grupo de grandes patrocinadores y puntales de Silicon Valley. Hubo algunas excepciones notables.

En la lista destaca una empresa de inversiones con sede en Dubai, cuyos activos han aumentado a más de 5.000 millones de dólares bajo el mando de su reservado fundador Alexander Tamas, según los documentos reglamentarios y las personas familiarizadas con el asunto. Vy Capital -cuyo sitio web principal consta de una página, sin dirección ni datos de contacto- se ha comprometido a aportar 700 millones de dólares para financiar la oferta de Musk por la red social, lo que la convierte en el tercer mayor inversor de capital externo en la operación que ha atraído dinero del multimillonario Larry Ellison y de Sequoia Capital, según muestran los archivos de valores.

La capacidad de Vy para ayudar a financiar una de las mayores compras apalancadas de la historia -si sigue adelante a pesar de la disputa sobre las cuentas falsas- es notable para una empresa con pocos registros públicos que muestren sus fuentes de financiación o la naturaleza de sus inversionesVy, cuyo compromiso de capital para el acuerdo de 44.000 millones de dólares superó a los de Brookfield Asset Management Qatar, también ha respaldado a empresas como Boring Co. de Musk y la bolsa de criptomonedas ErisX, según los datos de PitchBook.

Tamas tiene un historial de contactos con grandes inversores. Antes de crear Vy, trabajó estrechamente con el multimillonario ruso-israelí Yuri Milner y ahora parece estar cultivando vínculos con Musk. También ha invertido dinero en SpaceX, la empresa de cohetes del jefe de Tesla Inc. y en el fabricante de máquinas cerebrales Neuralink Corp. Y según LinkedIn, uno de los analistas de verano de Vy es actualmente Benjamin Birchall, un hijo del asesor clave de MuskJared Birchall.

Un representante de Tamas declinó hacer comentarios. Durante una reciente visita a la oficina de la firma en Dubai, sólo estaba presente un asistente. Dijo que el resto del personal -unos 10 en el emirato, incluyendo a Tamas– trabaja a distancia. En todo el mundo, unas 25 personas trabajan para la empresa, según LinkedIn.

Un documento de 2020 de la empresa Vy Global Growth dice que Vy tiene más de 2.000 millones de dólares en activos bajo gestión. Esos activos se han duplicado desde entonces y consisten en un número limitado de fondos con unos 1.000 millones de dólares de dinero para desplegar, según personas familiarizadas con las operaciones de la firma. Entre los patrocinadores se encuentran grandes fundaciones estadounidenses, dijeron estas personas, que pidieron no ser identificadas porque los detalles son privados.

Desde marzo de 2009 existe una cuenta de Twitter de Tamas. Tiene la misma foto que su perfil de LinkedIn y una imagen de cabecera que muestra figuras de Lego de soldados de asalto de la Guerra de las Galaxias, pero no tiene publicaciones. A la cuenta le gustó un tuit del 21 de abril de Musk en el que pedía a la plataforma de redes sociales que autentificara a “todos los humanos reales” como parte de la disputa por los bots.

Aunque Tamas sea un desconocido, sus conexiones no lo son.

Después de trabajar en acuerdos tecnológicos para Goldman Sachs Group Inc. en Londres, el ciudadano alemán se unió a la empresa de inversión de MilnerDST Global, como socio en 2008, donde dirigió lucrativas apuestas en empresas como Airbnb Inc. Facebook antes de que se convirtiera en Meta Platforms Inc. así como una inversión temprana en Twitter.

Antes de Goldman, fue miembro fundador de Arma Partners, que ofrece asesoramiento en finanzas corporativas a empresas e inversores del sector tecnológico.

“Superordenador humano”

Tamas y su antiguo colega de GoldmanMateusz Szeszkowski, crearon Vy en 2013 con la visión de “invertir en algunas de las principales empresas del mundo y poseerlas durante décadas”, según un documento normativo.

Ahora dirige el fondo con John Hering, fundador de la empresa de software en la nube Lookout Inc, que no menciona Vy en su perfil de LinkedInTamas Hering tienen las mayores participaciones individuales en Vy Global Growth, según un documento de valores. Uno de los otros inversores es Javier Olivan, que se convertirá en director de operaciones de Meta este otoño.

Los activos públicos de la empresa han incluido participaciones en la plataforma de comercio electrónico canadiense Shopify Inc, en el rastreador de audiencias ComScore Inc, en el prestamista online LendingClub Corp. y en el fabricante de juegos Activision Blizzard Inc, según los registros regulatorios. Al parecer, las participaciones se cerraron en 2018. La empresa también ha respaldado a empresas tecnológicas privadas como Blockchain.comReddit Inc.

Su experiencia y perspicacia inversora hicieron que los inversores de capital riesgo Ben Horowitz Marc Andreessen lo apodaran “el superordenador humano de Milner”. El gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, nombró a Tamas miembro de un consejo asesor centrado en la economía digital.

Defensor de la libertad de expresión

Tamas reside actualmente en Europa, y cuando está en Dubai, dirige parcialmente Vy desde una mansión palaciega en el barrio de Al Barari, un suburbio aislado con casas de lujo, dijeron las personas. La empresa también tiene una oficina en la bahía de San Francisco.

Aparte de sus actividades de inversión, Tamas fundó la empresa de ciencia de datos Synaptic y apoyó la investigación sobre inteligencia artificial en el Instituto del Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford. También parece compartir el interés de Musk por promover la libertad de expresión.

Lo que creo que es erróneo es la idea de que nuestras plataformas de medios sociales deben gobernar lo que podemos y no podemos ver”, dijo Tamas en una entrevista de 2019 con el Instituto Berggruen, y agregó que permitir que las empresas privadas determinen lo que es la libertad de expresión aceptable “en realidad sería peligroso”.

(C) Bloomberg.-