Escándalo en el casamiento de Britney Spears con Sam Asghari: irrumpió su ex, Jason Alexander, y fue detenido

Hace aproximadamente un mes el mundo se enteró a través de una historia en su cuenta de Instagram del propio Sam Asghari (28), que ya tenían fecha de boda con Britney Spears (40), aunque según él mismo manifestaba por entonces, “Nadie sabrá cuándo es hasta el día siguiente”, manifestando que querían vivir la ceremonia de manera íntima, sin la participación de fans no intrusos que opaquen ese momento mágico para ellos. 

Además, el actor iraní desmentía con este posteo los rumores que indicaban que se había casado en secreto con la referente del pop hace unas semanas. También había felicitado a a su ‘reina’ por el Día de la Madre (celebrado el pasado domingo 8 de mayo en países de tradición anglosajona), por el embarazo que todavía llevaba en su vientre.

Fue la revista People quien anticipó que este jueves la pareja, que se conoció en 2016 durante el rodaje del video musical Slumber Partyiba a contraer matrimonio en el más absoluto de los secretos. Inclusive en los últimos tiempos se los veía muy unidos, sobre todo después de superar la pérdida del bebé que estaba en camino.

Sin embargo, según informó TMZ hace apenas unas horas, Jason Alexander irrumpió en el evento sin haber sido invitado por los protagonistas del casamiento. Inclusive se filmó con su teléfono celular mientras saltaba una cerca e ingresaba a la casa de Britney en Los Ángeles mostrando todo en un Instagram Live.

Mientras recorría el interior del hogar de su expareja, se veía cómo eludía a los encargados de seguridad del evento, afirmando que la cantante era su primera y única esposa, y que estaba allí presente por pedido de ella. 

Mientras aprovechaba el desconcierto de los custodios, quienes se preguntaban entre ellos vía handy qué cómo debían actuar, Jason avanzaba por el interior de la vivienda, subía a la planta alta abriendo puertas de las habitaciones y preguntaba «¿Dónde está Britney?».

Hasta que en un determinado momento, siempre mostrando en vivo a través de su Instagram, donde tiene 114 mil seguidores, se pudo apreciar que los miembros de seguridad intentaron detener su marcha y cortar con la grabación de su teléfono: «No me pongas las manos encima», se lo escucha gritar.

En su recorrida, mientras mostraba detalles de la boda y buscaba a su ex esposa, balbuceaba contra los arreglos florales y la decoración que descubría, tildándola de «Bullshit» (mierda).

Por momentos la imagen se congelaba y era confuso seguir el segundo a segundo de lo que iba pasando. Sí estaba claro que Jason se encontraba adentro de la casa. Sin embargo después se lo ve caminando por el jardín, hasta que es interceptado.

La policía fue alertada y lo detuvo

Según publicó el portal TMZ minutos más tarde, el Departamento del Sheriff del Condado de Ventura respondió a una llamada en donde decían que había un intruso dentro de la casa de Britney y fueron al lugar. 

También habló con The Sun el Capitán Cameron Henderson, de la Oficina del Sheriff del Condado de Ventura: «Estamos investigando después de los informes de que alguien estaba invadiendo la propiedad. No sé si saltó o cómo sucedió, pero estamos investigando.

Y agregó que «Dijo que ha estado viniendo aquí durante tres semanas y que estaba en vivo en Instagram, luego simplemente saltó la cerca y entró. Había dos tipos de seguridad estacionados cerca en camionetas deportivas negras, pero no sé si lo vieron. Más tarde escuché el sonido de las sirenas cuando los policías aparecieron en la escena«, describió.

Tomado de https://www.clarin.com/