Nueva Zelanda aplicará un impuesto a los eructos de vacas y ovejas

Nueva Zelanda quiere aplicar un impuesto a los eructos de vacas y ovejas de la producción ganadera, una de las mayores fuentes de emisiones de gas invernadero en el país.

Esa fue la propuesta presentada por el gobierno del país, que tiene cinco millones de habitantes, pero 10 millones de vacas y 26 millones de ovejas, que se convertiría en el primero del mundo en hacer pagar a los productores por las emisiones de sus animales.

EMISIONES DE GAS INVERNADERO

La industria agrícolo-ganadera es responsable de la mitad de las emisiones de gas invernadero en Nueva Zelanda y la propuesta prevé que los productores comiencen a pagar por las emisiones en 2025.

El plan incluye también incentivos para quienes reduzcan las emisiones con aditivos a la alimentación de los animales y utilizar la plantación de árboles como sistema de compensación par ala producción de gases invernadero.

Una vaca adulta puede producir hasta 500 litros de gas metano al día. En el mundo hay más de 1.500 millones de bovinos y, según el IPCC, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU, sus eructos respondieron en 2015 por el 3,7% por todas las emisiones de gases invernaderos del planeta.

Tomado de ANSA