Un diputado uruguayo presentará un proyecto para legalizar la venta de cannabis a extranjeros para “ayudar al sector turístico”

Autoridades del Gobierno uruguayo analizan desde hace tiempo la venta de cannabis con fines recreativos a extranjeros. Sin embargo, no han podido concretarlo. Este viernes, el diputado por el Frente Amplio Eduardo Antonini presentará un proyecto de ley en ese sentido, informó La Diaria.

Desde que Uruguay se convirtió en el primer país en regular la producción y comercialización del cannabis recreativo, al promulgar la ley 19.172 sobre la regulación y control del cannabis, ha recibido elogios y críticas por parte de todos los espectros políticos.

A grandes rasgos, la regulación propone tres métodos para acceder al cannabis: el autocultivo —con un máximo de seis plantas y un límite de producción anual de 480 gramos—, los clubes cannábicos —con un mínimo de 15 y un máximo de 45 socios— y a través de las farmacias autorizadas para su venta —en las cuales se puede acceder a 10 gramos semanales—. El encargado de regular las actividades relativas a la producción, comercialización y uso de la planta es el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca).

Uno de los puntos que ha recibido más críticas en los últimos años es la prohibición impuesta a los extranjeros para acceder a cannabis: hasta ahora solo uruguayos o extranjeros residentes pueden registrarse. En ese sentido, el año pasado se estuvo trabajando desde el oficialismo en un proyecto para la venta a turistas. ”Creo que alguna vez nos va a parecer una obviedad en el devenir histórico que las personas cuando vayan a otro país puedan acceder a tomar una copa de vino o fumar cannabis si lo desean. Hoy todavía no porque tenemos resabios y coletazos del prohibicionismo”, dijo el secretario general de la Secretaría Nacional de Drogas (SND) y presidente del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) a El País en noviembre del año pasado.

En tanto, el subsecretario de Turismo y también parte de la Junta Nacional de Drogas (JND) sostuvo que se debería “pensar en la universalización del consumo” y que todos los extranjeros “dentro del territorio nacional” deberían estar “en las mismas condiciones que un uruguayo”. Sin embargo, varios meses después el proyecto se encuentra estancado.

Este viernes el diputado frenteamplista del Movimiento de Participación Popular (MPP), Eduardo Antonini, presentará en el Parlamento un proyecto que habilita a las “personas no residentes que se encuentren legalmente” dentro de Uruguay a comprar cannabis para el consumo personal. En caso de aprobarse la ley, que tiene como objetivo colaborar con el sector turístico y “la importante crisis que sufre”, la cantidad máxima de miembros en un club se elevaría a 200.

A diferencia del diputado por el MPP, Daniel Radío sostiene que no le gusta referirse a esto como “turismo cannábico” y que desde la SND y el Ircca no buscan “promover” el consumo, sino alejar a los visitantes del mercado negro.

En la interna de la coalición de gobierno las opiniones están divididas con Cabildo Abierto como máximo opositor a las propuestas que facilitan el consumo de cannabis recreativo. Meses atrás manifestaron su molestia con Radío por su postura antiprohibicionista y su rechazo al proyecto de ley propuesto por Cabildo Abierto que proponía la internación compulsiva para personas con uso problemático de drogas.

Tomado de Infobae