Mujer de Missouri culpa al jarabe de tos por chocar y atropellar a conductora que partió a la mitad

Una mujer que causó la muerte de una conductora, luego de atropellarla con gran fuerza hasta cortar su cuerpo por la mitad se presentó en su comparecencia en donde justificó su conducta debido a tomar jarabe para la tos.

En noviembre de 2018, Elizabeth McKeown, de 49 años, fue arrestada en Springfield, Missouri, después de atropellar fatalmente a una mujer identificada como Barbara Foster, de 57 años.

El reporte de la policía relata que Elizabeth McKeown chocó por detrás el vehículo de Barbara Foster en el tráfico porque viajaba demasiado lento, lo que provocó que la victima se bajara de su automóvil para verificar el daño del vehículo, informó Newsweek.

La acusada iba camino a hacer el pago de un automóvil y tenía prisa, estas declaraciones grabadas al momento del incidente se presentaron durante el primer día del juicio con jurado esta semana. También le dijo a los detectives que Foster, a quien describía como “la dama de los anteojos”, conducía frente a ella y que no se movía, por lo que la “empujó” varias veces.

“Entonces decidí seguir adelante y darlo todo. Pisé el acelerador lo más fuerte que pude, luego ella vino a revisar la parte trasera de su vehículo”, añadió la acusada, quien confesó que embistió a Foster cuando salió de su vehículo.

“Sabes, le hice pensar que iba a ser amable y estar quieta y todo eso. Se puso a mirar el auto, así que retrocedí y me estrellé contra ella, la corté por la mitad”, confesó McKeown a la policía.

Según los informes, cuando se le cuestionó por qué lo hizo, McKeown respondió: “Porque tenía que haber dos, no uno”.

Los detalles del informe especifican que Barbara Foster fue arrastrada aproximadamente 60 pies hasta que McKeown se estrelló contra otro automóvil cuando más tráfico había en la calle y testigos al ver la escalofriante escena no permitieron que la acusada abandonara el lugar, hasta que llegara la policía.

La víctima fue trasladada al hospital para intentar salvar su vida, pero al poco tiempo fue declarada muerta.

Esta semana durante la comparecencia, el abogado defensor de Elizabeth McKeown, indicó en su que su cliente actuó de esa manera debido a una psicosis inducida por el jarabe para la tos que había injerido, informó KY3 News.

“Ella sin darse cuenta, sin saberlo, accidentalmente consumió… sin saberlo ni darse cuenta qué efecto tendría en ella. Cuando escuche todas las pruebas, el juez le indicará que puede considerar que la Sra. McKeown no es culpable del delito”, compartió el abogado.

Y con el objetivo de defender a su clienta continuó: “No lo es, porque padecía una enfermedad mental o porque no tenía el estado mental culpable necesario, según la ley para ser declarada culpable de estos delitos”.

La doctora Leigh Ann Nelson, testificó a favor de la acusada y explicó al juez que el jarabe para la tos podría haber afectado la condición física de Elizabeth McKeown durante el presunto delito, debido a que su hígado metabolizaba lento el narcótico, compartió el noticiero.

Tomado de https://laopinion.com/