Tragedia en Nigeria: Hombres armados secuestraron a 30 invitados de una boda

Unos hombres armados aún sin identificar secuestraron el pasado sábado a 30 invitados de una boda mientras regresaban a sus casas en el noroeste de Nigeria, informó anoche un líder de la sociedad civil.

El incidente ocurrió entre la localidad de Tureta, en el estado de Sokoto, y la vecina urbe de Bakura, en el estado de Zamfara, indicó el secretario de la Asociación de Vendedores y Reparadores de Teléfonos Móviles de Nigeria -grupo al que pertenecen las personas secuestradas-, Ashiru Shua’ibu.

“(Los atacantes) cortaron el paso de los dos autobuses en los que viajaban (las víctimas)”, añadió Shua’ibu en declaraciones recogidas este lunes en medios locales.

En esos vehículos viajaban 55 personas, pero 25 pudieron escapar de sus raptores poco tiempo después del ataque.

Shua’ibu hizo un llamamiento al Gobierno del estado de Zamfara y a todas las agencias de seguridad nigerianas para que rescaten cuanto antes a los miembros de su organización.

Lawal Ja’o, una de las personas que pudieron escapar, dijo al periódico nigeriano Premium Times que los atacantes dispararon con armas de fuego contra sus vehículos.

“Escuchábamos las voces y los gritos de nuestros compañeros de trabajo y amigos, pero no había nada que pudiésemos hacer por ellos”, lamentó Ja’o.

Para protegerse de los atacantes, Ja’o y otras decenas de personas permanecieron escondidos entre unos arbustos cercanos durante horas hasta que llegaron las fuerzas de seguridad al lugar del incidente.

Los estados del centro y noroeste de Nigeria sufren ataques incesantes por parte de “bandidos” -término usado en el país para nombrar a las bandas criminales que cometen esos asaltos- y una ola de secuestros masivos para obtener lucrativos rescates.

La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de más fuerzas de seguridad en la zona.

A esta inseguridad en el noroeste de Nigeria se suma la registrada desde 2009 en el noreste por el grupo yihadista Boko Haram y, desde 2016, por su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas inglés).

Ambos grupos han matado a más de 35.000 personas y han causado unos 2,7 millones de desplazados internos, sobre todo en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger, según datos gubernamentales y de la ONU.

Tomado de EFE