Persecución en Rusia: tras la nueva condena, trasladaron a Alexei Navalny a una prisión de alta seguridad

El líder opositor ruso, Alexei Navalny, condenado en marzo pasado a otros nueve años de cárcel tras ser declarado culpable de estafa, fue trasladado a una prisión de alta seguridad, según informó el martes su abogada Olga Mijáilova.

”Hoy le dijeron al abogado de Navalny en la prisión de Pokrov (región de Vladímir, a 200 kilómetros al este de Moscú) que ya no estaba allí, fue trasladado a una prisión de alta seguridad, pero no nos informaron a cuál”, declaró la jurista a la agencia TASS.

Según la abogada, esto se debe a que “entró en vigor la sentencia por la última causa penal de nuestro cliente”.

Mijáilova añadió que los defensores visitarán al opositor ruso en cuanto se conozca su paradero.

Por su parte, la vocera Kira Yarmysh explicó que “hay rumores de que ha sido enviado a la cárcel de máxima seguridad de IK-6 de Melejovo, pero es imposible saber si realmente está allí”.

“El problema con su traslado no es solo que esa prisión da miedo. Mientras no sepamos dónde está sigue estando solo ante el sistema que ya ha tratado de asesinarlo una vez, por lo que nuestra principal tarea es localizarlo lo antes posible”, denunció.

El propio Navalny anunció a mediados de mayo que sería transferido a una prisión de alta seguridad y adelantó que posiblemente se trataría de la penitenciaría de Mélejovo, también en la región de Vladímir.

La sentencia, que se sumó a la anterior, de dos años y medio por supuesto fraude, fue dictada en la prisión donde cumplía condena por un antiguo caso penal e incluye una multa de 1,2 millones de rublos (cerca de 12.000 dólares).

La fiscalía había solicitado una pena de 13 años de prisión para Navalni, declarado culpable también de desacato al tribunal.

Los investigadores rusos acusaron al opositor, de 45 años, de haber desviado, junto con sus colaboradores, 2,6 millones de rublos (unos 25.000 dólares) de donaciones entregadas a su organización de lucha contra la corrupción.

El Fondo de Lucha Contra la Corrupción (FBK, por sus siglas en ruso) de Navalny, que combate contra el enriquecimiento ilícito entre altos cargos rusos, fue ilegalizado en el país en junio de 2021 al considerarse su actividad como “extremista”.

Desde febrero de 2021, Navalny, considerado una de las voces más críticas con el Kremlin, cumple una pena de dos años y medio de cárcel por otro caso de supuesto fraude que se remonta a 2014.

En 2020, el opositor pasó varios meses en tratamiento en Alemania tras haber sobrevivido a un envenenamiento mediante un agente nervioso, del que responsabilizó al presidente ruso, Vladímir Putin.

El mes pasado, Navalny acusó durante una vista judicial telemática al presidente, Vladimir Putin, de ser un “loco” que ha iniciado una “guerra estúpida” en Ucrania y que está “asesinando a gente inocente en Rusia y Ucrania”.

(Con información de EFE y EuropaPress)