Tigre de bengala le destroza un brazo a su cuidador en México

El riesgo de cuidar un felino salvaje es muy alto, sin importar cuánto tiempo se tenga ayudando en su atención. Así le sucedió a un hombre en México, donde supuestamente acariciaba a tigre de bengala, pero al final fue atacado.

El hecho ocurrió este fin de semana y en un video difundido por el propietario de ese y otros animales exóticos se ve la manera en la que el hombre mete la mano a la jaula.

En la grabación se evidencia cómo el hombre llama al animal y lo empieza a acariciar con una mano, mientras con la otra le da de comer.

El tigre se deja acicalar mientras olfatea a su cuidador, para después prender su brazo de una mordida y posteriormente ataca el otro brazo. En la grabación se escucha los gritos de dolor del sujeto.

El hombre fue trasladado a un hospital de la región, donde le salvaron la vida y luchan por hacerlo así con las extremidades que le mordió el tigre.

Los tigres son los miembros más grandes de la familia de los felinos y son famosos por su potencia y fuerza.

En los últimos cien años, la caza y la destrucción de los bosques han reducido la población de tigres de cientos de miles a quizá menos de 2,500.

Entre sus características, acechan pacientemente y se acercan a sus víctimas con gran sigilo lo suficiente para atacarlas con un salto rápido y letal. Un tigre hambriento puede comer hasta 25 kilogramos en una noche.

Son poderosos cazadores nocturnos, capaces de recorrer muchos kilómetros para encontrar búfalos, ciervos, jabalíes u otros grandes mamíferos. En cautiverio, como en este caso, su comportamiento es errático e impredecible.

Tomado de https://laopinion.com/