Estados Unidos impuso sanciones contra miembros de un grupo terrorista ruso que opera en el este de Ucrania

El gobierno de Estados Unidos ha impuesto este miércoles sanciones contra dos miembros del grupo extremista de ultraderecha Movimiento Imperial Ruso, que mantuvo contactos con radicales estadounidenses y colaboraron en la organización de protestas prorrusas en la región de Donbás.

Según ha detallado el Departamento del Tesoro en un comunicado, los sancionados pertenecen a Movimiento Imperial Ruso, un grupo considerado por el Departamento de Estado como organización terrorista desde el año 2020.

“El Movimiento Imperial Ruso ha tratado de aumentar sus fondos utilizando el sistema financiero internacional para construir una red global de grupos violentos que fomenta los extremismos y busca subvertir los procesos democráticos”, señaló en la nota el subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian E. Nelson.

“El Movimiento Imperial Ruso y sus seguidores siguen exacerbando la agresión de Rusia en Ucrania con su recaudación de fondos”, advirtió el funcionario, quien aseguró que EEUU seguirá trabajando para frenar estas redes de extremistas.

El Tesoro tomó medidas contra Stanislav Shevchuk por haber viajado a Estados Unidos en 2017 para establecer conexiones entre Movimiento Imperial Ruso y grupos nacionalistas blancos y de extrema derecha.

Por otro lado, Alexander Zhuchkovski ha sido acusado de recaudar fondos y reclutar para la organización extremista rusa, recopilando más de 200 millones de rublos –más de 3,3 millones de euros– para la adquisición de armamento y equipos militares para combatientes prorrusos en Donbás.

El Gobierno estadounidense ha denunciado que Zhuchkovski ha seguido haciendo uso de sus influencias incluso durante el transcurso de la actual guerra en Ucrania en favor de los combatientes rusos y reclutando en un centro de formación en San Petersburgo.

Junto a ellos también ha sido sancionado Anton Thulin, acusado de “su continua búsqueda de entrenamiento terrorista”, incluso después de cumplir sentencia de prisión por una serie de ataques perpetrados en Suecia en 2017, demostrando así que “sigue siendo una amenaza terrorista”.

Como resultado de la decisión del Departamento del Tesoro, todos los bienes de los sancionados, así como de cualquier entidad de la que sean propietarios en más de un 50 por ciento, “deben ser bloqueados”.

Además, el Departamento ha advertido de que participar en transacciones con estas personas también “implica el riesgo de sanciones secundarias. “El objetivo final de las sanciones no es castigar, sino provocar un cambio positivo en el comportamiento”, zanjó el departamento financiero estadounidense.

Con información de Europa Press

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s