FBI detiene a productores de cantantes de regional mexicano por presunto nexo con narcos

Elementos del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI) detuvieron a Ángel Del Villar y Luca Scalisi, los productores de música regional mexicana más importantes de Estados Unidos, porque supuestamente hicieron negocios con un promotor de conciertos al que vinculan con los cárteles del narcotráfico.

Al parecer este último tiene una empresa con sede en la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco, ubicado en las costas del Pacífico mexicano. Del Villar y Scalisi son famosos por producir discos sobre narcocorridos de cantantes famosos como Gerardo Ortiz.

Ángel Del Villar es director ejecutivo de Del Records, una de las discuerdas latinas más importantes de Estados Unidos; y Luca Scalisi, director financiero de la agencia de talentos de Del Records, conocida popularmente como Del Entertainment. Cabe señalar que los dos comparecieron en una corte federal de Los ÁngelesCalifornia, y luego fueron puestos en libertad tras pagar una fianza. 

De acuerdo con medios estadounidenses y mexicanos, Del Villar, de 41 años de edad, pagó $100,000 dólares y Scalisi $35,000. Por cierto, que las lecturas de los cargos en ambos casos se realizarán durante una audiencia programada para el 20 de julio del año en curso. Trascendió que los investigan porque supuestamente conspiraron para hacer transacciones en propiedad de narcotraficantes designados en violación de la llamada Ley Kingpin.

Según el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Del Villar y Scalisi presuntamente ayudaron a un tercer acusado, identificado como Jesús Pérez Alvear, a realizar una transacción para la empresa Gallística Diamante, conocida como Ticket Premier. Por cierto, todo indica que este sujeto promovió conciertos en México para Del Entertainment hasta marzo de 2019.

¿Qué dice la Ley Kingpin?

La Ley Kingpin impide que las personas en Estados Unidos realicen negocios con empresas o sujetos que figuran en las listas de “narcotraficantes especialmente designados”, como es el caso de Jesús Pérez Alvear, quien es originario del estado mexicano de Morelos, uno de los más peligrosos del país. Además llama la atención que su empresa tiene sede en Jalisco, entidad bastión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

Ángel Del Villar tiene un canal de YouTube en el que cuenta con casi 370 mil suscriptores y desde donde promueve a los artistas que produce, así como diversos eventos y actividades de su compañía Del Records. La última publicación que hizo fue hace seis meses para presumir que hizo una importante donación de juguetes a familias de California. 

Tomado de https://laopinion.com/