Desgarradoras palabras del madre del niño que quedó con muerte cerebral por un desafío viral

Los abogados que representan a la familia de Archie Battersbee están suplicando a los médicos que no desconecten su soporte vital después de que una jueza dictaminara que es «probable» que el niño de 12 años tenga «muerte cerebral» y no se le deba mantener con respirador artificial. 

El niño con daños cerebrales fue el centro de una disputa en el Tribunal Superior después de que los médicos que lo tratan en el Royal London Hospital de Whitechapel, Londres, dijeran que creían que tenía muerte cerebral y que debían desconectar su respirador.

Sus padres, Hollie Dance, de 46 años, y Paul Battersbee, de 56, quieren que su tratamiento continúe y creen que, si se le da más tiempo, su estado podría mejorar. Después de que una jueza superior dictaminara que se debía desconectar el soporte vital del joven, la señora Dance dijo: «Le acaricié el pelo y le tomé la mano y le dije que seguiríamos luchando».

«Es un niño de 12 años al que condenaron a muerte. No me voy a rendir, esto es sólo el comienzo de la lucha. Me torturaron durante semanas, pero es mi hijo y no me voy a rendir. Apelaremos’.

Archie estuvo en coma desde que fue encontrado sin respuesta con una ligadura alrededor del cuello en su casa en Southend, Essex, el 7 de abril.

La señora Dance cree que su hijo, un talentoso gimnasta, se atragantó mientras participaba en una tendencia viral de las redes sociales conocida como el «desafío del apagón», que empezó a circular por Internet hace 14 años.

En vísperas de la decisión, la mujer hizo un llamado de última hora a la jueza del Tribunal Superior para que «encuentre en su corazón la posibilidad de dar a mi hijo el tiempo necesario para curarse».

Pero en su sentencia, la jueza Arbuthnot dijo: ‘Encuentro que Archie murió al mediodía del 31 de mayo de 2022, que fue poco después de las exploraciones de resonancia magnética tomadas ese día’, dijo una sentencia escrita.

«Encuentro que el cese irreversible de la función del tronco cerebral fue establecido de manera concluyente. Doy permiso a los profesionales médicos del Royal London Hospital para que dejen de ventilar mecánicamente a Archie Battersbee».

Después de la audiencia, la señora Dance luchó contra las lágrimas mientras prometía impugnar la sentencia.

La jueza Arbuthnot aún no dio un plazo para la presentación de un recurso, pero los abogados que representan a la familia dicen que pedirán que no se desconecte el soporte vital hasta que concluya el proceso de apelación.

Los argumentos serían escuchados por el Tribunal de Apelación, que tiene la facultad de desestimar el recurso, pero si se da luz verde, el caso podría ser atendido. Un portavoz del Centro Jurídico Cristiano, que apoya el caso de la familia, dijo que el proceso «legalmente complejo» podría durar meses.

La señora Dance dijo «Estoy devastada y muy decepcionada por la decisión de la jueza después de semanas de lucha legal, cuando quería estar junto a la cama de mi hijo. Basar una sentencia en una prueba de resonancia magnética y en que es ‘probable’ que esté muerto no es suficiente. Me siento mal porque el hospital y la jueza no tuvieron en cuenta los deseos de la familia».

«No creo que a Archie se le haya dado suficiente tiempo. Su corazón sigue latiendo. Como su madre y mi instinto sé que mi hijo sigue ahí. Hasta que no sea el camino de Dios, no aceptaré que se vaya. Sé de milagros en los que la gente volvió de la muerte cerebral».

«Tenemos la intención de apelar, esto es sólo el comienzo, no voy a dejar de luchar por mi hijo».

Tomado de https://www.clarin.com/