El presidente de Colombia Iván Duque reiteró que Nicaragua es una “dictadura” y criticó a Daniel Ortega por dejar entrar tropas rusas a su país

Luego de que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, permitió que las tropas rusas entraran a su país para custodiar los mares y demás sectores de ese territorio, durante la mañana de este miércoles 16 de junio, el jefe del Gobierno de Colombia, Iván Duque, reaccionó y dejó varios reparos al respecto.

En su pronunciamiento, que se dio en la visita del primer mandatario colombiano a los Estados Unidos, Duque señaló al Ejecutivo del país centroamericano de ser una “dictadura” y recordó la invasión que Rusia, liderada por Vladimir Putín, ha ejercido sobre Ucrania desde hace meses. Todo sucedió durante una entrevista con el medio de ese país La Voz de América.

“Cuando el mundo está viendo el peor genocidio que haya visto en la historia reciente, dónde están tratando de exterminar al pueblo ucraniano y queda resistido con valentía, coraje y vehemencia su soberanía, pues claro que me preocupa”, expresó el presidente Duque, a su vez que lanzó vehementes reparos a su homólogo nicaragüense.

Cuando le preguntaron al mandatario colombiano por las elecciones que definirán a su sucesor, aseguró que quien asuma el poder en su país tendrá que tomar una decisión trascendental sobre si reconocer o no al régimen de Nicolás Maduro. Cabe anotar que el tema de restablecer relaciones diplomáticas con ese gobierno ha sido un eje central durante la campaña presidencial.

No es la primera vez que el mandatario de los colombianos se refiere a los regímenes de Daniel Ortega en Nicaragua y de Nicolás Maduro en Venezuela. De hecho, la semana anterior, cuando el mandatario asistió a la Cumbre de las Américas, hizo durísimos reparos al respecto.

Duque inició agradeciendo al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, por la hospitalidad y aseguró que el encuentro fue un tema estratégico y relevante para dialogar y poderse “encontrar en los fundamentos y principios del sistema interamericano”.

Enseguida habló de la importancia de la democracia y recordó que las cumbres han tenido como sistema de unificación y de criterios en medio de las diferencias, la defensa irrestricta de la democracia. Tras hablar de la Carta Democrática Interamericana firmada en Lima, en septiembre del 2001, Duque volcó su discurso al que están acostumbrados los colombianos, en el que mencionó a la derecha, la izquierda y el peligro del populismo.

“Aquí no hay exclusiones ideológicas, aquí hay un rechazo contundente, preclaro, a cualquier forma de dictadura y de atentado contra la estructura democrática de nuestras naciones. No caigamos en las falsas narrativas, presidentes y primeros ministros, nuestra región no se divide entre izquierda y derecha, ni entre progresistas y conservadores, aquí hay es una clara diferenciación entre quienes somos demócratas y quienes son autócratas”, dijo el presidente de Colombia.

El mandatario colombiano hizo un llamado “a defender la democracia en todo momento” y añadió que hay una clara diferencia entre quienes creen en las democracias y respetan el sentir de las mayorías y no en la imposición violenta y arbitraria de un poder frente a la población.

Tomado de Infobae