Vince McMahon deja el cargo de la WWE por “actos deshonestos”

El fundador de WWE, Vince McMahon, se ha «retirado voluntariamente» de sus puestos como director ejecutivo y presidente de la institución en medio de una investigación interna derivada de las acusaciones de que pagó 3 millones de dólares a una empleada con quien tuvo una aventura, para que mantuviera en secreto la relación.

Según los informes, la investigación también ha descubierto varios acuerdos más antiguos relacionados con reclamos de mala conducta que otras empleadas de la WWE presentaron contra McMahon, de 76 años, y John Laurinaitis, jefe de relaciones de talento de la WWE.

The Wall Street Journal fue el primero en informar sobre las acusaciones.

McMahon conservará su función y responsabilidades relacionadas con el contenido creativo de WWE durante este período y sigue comprometido a cooperar con la revisión en curso”, dijo la compañía.

La investigación está siendo supervisada por un comité especial dentro de la junta directiva.

La hija de McMahon, Stephanie, se desempeñará como directora ejecutiva interina y presidenta interina, según WWE.

La junta de WWE se enteró del reciente acuerdo de 3 millones de dólares de McMahon después de recibir una serie de correos electrónicos anónimos de alguien que afirmaba ser amigo de la mujer que tenía una supuesta relación con el jefe de WWE, según el Journal.

Según los informes, los correos electrónicos alegaban que McMahon contrató a la mujer como asistente legal con un salario de 100 mil dólares y luego aumentó su pago a 200 mil después de que comenzaron una relación sexual. McMahon también “se la prestó” a Laurinaitis, según los correos electrónicos informados.

“Mi amiga estaba tan asustada que renunció después de que Vince McMahon y el abogado Jerry le pagaran millones de dólares para que se callara”, escribió la persona que envió el correo electrónico inicial.

El correo electrónico parece referirse a Jerry McDevitt, quien trabaja como abogado de McMahon y no respondió a una solicitud de comentarios de New York PostMcDevitt escribió en una carta al Journal que la exempleada no había acusado a McMahon de acoso y que “WWE no pagó ningún dinero” a la mujer “cuando se fue”.

Según los informes, la junta descubrió que McMahon usó sus fondos personales para pagar a los exempleados que firmaron los acuerdos.

McMahon está casado con Linda McMahon, quien cofundó WWE junto con su esposo y se desempeñó como administradora de la Administración de Pequeñas Empresas bajo la presidencia de Donald Trump.

El acuerdo de confidencialidad de McMahon con la exasistente legal de 41 años le otorgó un pago de 1 millón de dólares por adelantado y 2 millones en pagos adicionales durante cinco años, informó el Journal, citando a personas familiarizadas con el acuerdo.

Tomado de https://www.soy502.com/