#Editorial Un partido que se desmorona #Panamá

Que el Partido Revolucionario Democrático (PRD) después de las elecciones internas han quedado más fraccionado y con heridas profundas y que están duro que cicatricen. Si alguien tenía alguna duda de que no era así, le podemos refrescar la memoria con la renuncia de al menos 3 figuras representativas, entre ellos, el de un ‘asesor económico’ y ahora el anuncio de la diputada Zulay Rodríguez que va por la presidencia de la República a través de la figura de la Libre Postulación.

Algunos especialistas en la materia se han atrevido a vaticinar que los problemas internos  en este colectivo seguirán y se multiplicarán de la misma manera, las denuncias de supuestas ‘irregularidades’. Otros van más allá y nos descartan que se forme una arrebatiña por una plaza de trabajo en cualquier institución.

El Gob ahora mismo está en medio de una tormenta de críticas por el endeudamiento excesivo del Estado, un costo que deberá asumir en las próximas elecciones.

Independientemente del fraccionamiento real de este partido, lo cierto es que muchos panameños que no están dentro del 33 % que le permitió al PRD llegar a la Presidencia, esperaban una administración transparente, pero la triste realidad es que el informalismo laboral aumentó, las cotizaciones a la Caja se fueron en picada y sumado a esto, el alto costo de la vida tiene contra las cuerdas a muchos contribuyentes que ven cómo se usan de manera desordenada y sin control previo los impuestos que con tanto esfuerzo aporta a las arcas del Estado.

Para las próximas elecciones debemos preguntarnos… ¿De dónde los candidatos van a sacar el dinero para ejecutar las obras o proyectos sociales? Y no olvidemos que el papel aguanta todo lo que le escriban… y si el hablar costara plata… nadie lo hiciera.