Obispos revelan que el crimen organizado ya es dueño de pueblos enteros en México

Luego del terrible asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar en la sierra Tarahumara de Chihuahua, la Iglesia mexicana se manifestó al respecto, detallando el gran dominio que tiene el crimen organizado en todo el país.

A través de un comunicado, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) condenó estos hechos, y piden al Gobierno federal que cambie su estrategia de seguridad, dada la violencia que asedia al país.

“El crimen se ha extendido por todas partes trastocando la vida cotidiana de toda la sociedad. Se han adueñado de las calles, de las colonias y de pueblos enteros, además de caminos, carreteras y autopistas”, señalaron los obispos.

“Lo más grave, han llegado a manifestarse con niveles de crueldad inhumana en ejecuciones y masacres que han hecho de nuestro país, uno de los lugares más inseguros y violentos del mundo”, agrega el comunicado.

Este alarmante aumento de la violencia en México, fue incluso uno de los temas que abordó el propio papa Francisco durante la Audiencia General del 22 de junio. “También expreso mi dolor y conmoción por el asesinato en México de dos hermanos religiosos míos. Tantos asesinatos en México”, señaló el Papa.

Asimismo, la Conferencia del Episcopado Mexicano se dirigió a los miembros del crimen organizado, a quienes exhortó a frenar de una vez por todas esta ola de violencia.

“Sensibilícense ante los lamentos de sus hermanos. En nombre de Dios ¡basta de tanta maldad y odio!, todos queremos la paz”, se lee en otra parte del comunicado.

Cabe señalar que, en la última década, han sido asesinados en el país 27 sacerdotes, incluidos los religiosos jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, quienes fueron baleados a manos de José Noriel Portillo, alias “El Chueco”, el cual es buscado por las autoridades para responder por este lamentable crimen.

Tomado de https://laopinion.com/