El gobierno chileno admitió que operan en el país 3 grandes bandas criminales mexicanas y venezolanas

El gobierno chileno admitió que tres de las organizaciones delictuales más peligrosas del continente ya están operando en el país. Se trata de los mexicanos Cártel de Sinaloa, y el Cártel Jalisco Nueva Generación y los venezolanos del Tren de Aragua.

Así fue confirmado por el subsecretario del Interior y Seguridad Pública, Manuel Monsalve, en entrevista con el diario Las Últimas Noticias. “La llegada del crimen organizado implica más violencia, más armas y más homicidios”, dijo el alto funcionario.

Monsalve destacó en la entrevista que estas bandas han reemplazado el delito individual típicamente registrado para llevarlos a gran escala. “El delito que antes lo cometía una persona, ahora es realizado por organizaciones sofisticadas que planifican a gran escala el tráfico de estupefacientes, de inmigrantes, la trata de personas, el contrabando o los delitos de ciberseguridad”, dijo el funcionario.

“Hay que tener en cuenta que en este continente se encuentran tres de las cinco organizaciones más peligrosas del mundo: el Tren de Aragua, Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa. Todas estas organizaciones ya tienen influencia o presencia en Chile”, sostuvo el subsecretario.

Para Monsalve, la presencia de estas tres bandas en Chile “es una de las principales amenazas que enfrenta nuestra democracia”, y que “por eso, un gobierno de izquierda no puede abandonar o dejar al pueblo en manos de ellos”.

En lo inmediato, el subsecretario sostuvo que “la seguridad debe ser la prioridad de un gobierno de izquierda” y que el presidente Gabriel Boric “nos ha instruido trabajar un plan de recuperación de espacios públicos junto a otras autoridades regionales”, finalizó Monsalve.

Las bandas

El Cártel de Sinaloa es una peligrosa banda delictual de origen mexicano dedicada al narcotráfico. Según el Instituto de Análisis para la Defensa, el cartel de Sinaloa tiene una presencia directa o indirecta en el 70% del territorio global. La agrupación tiene sus orígenes a fines de la década de los 80 y alcanzó notoriedad tras la dirigencia de Joaquín “Chapo” Guzmán, quien actualmente está preso en Estados Unidos.

En la actualidad, el grupo estaría en manos de Ismael “El Mayo” Zambada García y su cabeza tiene una recompensa de USD 15.000.000 para quien pueda dar información veraz sobre su paradero.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) es un grupo delictual de amplio espectro de origen mexicano. La organización fue creada el 2007 bajo el nombre de Los Mata Zetas, otra banda que fue considerada como una de las más violentas que han existido en México. Tras esta etapa, el CJNG inició sus actividades relacionadas al narcotráfico, extorsión, robo de petróleo y asesinatos.

En lo internacional, el CJNG tendría vínculos con otras poderosas organizaciones como con la yakuza, y contactos en América, Australia, China y el Sudeste Asiático. También se cree que las relaciones del grupo habrían alcanzado las mafias italianas “Ndrangheta” y “La Camorra”.

Finalmente, el Tren de Aragua es una organización de origen venezolana con amplia presencia en Latinoamérica. El grupo nació el 2009 de la mano de extorsiones, secuestros, narcotráfico y trata de personas. La presencia de esta banda en Chile se arrastra desde el 2018 cuando su líder, Héctor Rusthenford Guerrero Flores, enviara al país a uno de sus cabecillas para que iniciara las operaciones.

Se estima que alrededor de 100 miembros del Tren de Aragua operan en Chile, específicamente en dos zonas del país: en el norte y en la ciudad de Valparaíso, ubicada a solo 120 kilómetros de Santiago.

Tomado de Infobae