El Kremlin detuvo a Ilya Yashin, uno de los pocos líderes opositores que siguen en Rusia

Un tribunal ruso condenó el martes a Ilya Yashin, una de las últimas figuras de la oposición rusa que quedan en el país, a 15 días de detención.

“El tribunal de Khamovniki acaba de enviarme a la cárcel por 15 días”, dijo Yashin en Twitter. Anteriormente había sido detenido por desobedecer a la policía.

Hablando en la corte, Yashin, de 38 años, dijo que no se resistió a la policía.

Insistió en que el caso en su contra tenía motivaciones políticas y un aparente intento de sacarlo del país e intimidarlo.

“Obviamente, una detención tan descarada y manifiestamente ilegal es otra pista”, escribió en Twitter. “No, no dejaré mi país en ningún lado”, agregó.

Yashin es una de las pocas voces públicas que ha condenado públicamente la “operación militar especial” de Putin en Ucrania.

“Esta detención es una forma de presionarme”, dijo en comentarios publicados en la aplicación de mensajería Telegram.

Dijo que no descartó que la detención también fuera un intento de iniciar un proceso penal en su contra en el futuro.

Yashin fue arrestado a última hora del lunes mientras paseaba por un parque de Moscú con su amiga Irina Babloyan, escribió esta última en Telegram.

“Dicen que insultó (a la policía) y maldijo durante su arresto. NO ES CIERTO”, escribió.

Yashin, quien es diputado municipal, ha sido una figura destacada de la oposición en Rusia desde las protestas masivas contra el presidente Vladimir Putin en 2011-2012.

Es aliado del líder opositor encarcelado Alexei Navalny y era cercano a Boris Nemtsov, un político opositor asesinado cerca del Kremlin en 2015.

Con anterioridad, Yashin ha sido multado en tres ocasiones por “desprestigiar” a las Fuerzas Armadas de Rusia.

Tomado de Infobae