Uno de los británicos condenados a muerte por los prorrusos de Donetsk apeló la sentencia

El ciudadano británico Shaun Pinner, condenado a muerte en la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD), en el este de Ucrania, por luchar como mercenario en las filas ucranianas, ha apelado la sentencia, informó hoy su defensa.

“Hemos presentado la apelación, que debe ser examinada en un plazo de dos semanas. En caso de que sea desestimada, solicitaremos el indulto”, dijo a la agencia rusa Interfax Yulia Tserkóvnikova, abogada de Pinner.

Pinner, de 48 años junto con otro británico, Aiden Aislin, de 28 años, y el marroquí Braguim Saadun, fueron condenados a muerte el 9 de este mes tras ser declarados culpables de combatir como mercenarios en favor de la fuerzas ucranianas.

Los dos británicos fueron capturados en abril durante el asedio ruso de la ciudad de Mariúpol (mar de Azov), mientras que el marroquí cayó prisionero un mes antes.

El primer ministro británico, Boris Johnson, que se mostró “horrorizado” tras conocer las condenas a muerte impuestas a Pinner y Aslin, pidió a su Gobierno hacer todo lo posible para obtener su liberación.

Las familias de los hombres niegan que el trío, que fue contratado por las fuerzas armadas ucranianas, fuera mercenario.

Hasta ahora, Reino Unido se ha negado a plantear públicamente la cuestión a las autoridades de la República Popular de Donetsk.

La familia de Aslin declaró a la BBC que había hablado con él en una llamada telefónica en la que dijo que sus captores le habían dicho que “el tiempo se está acabando”.

“La conclusión es que Aiden ha dicho que la RPD le ha dicho que nadie del Reino Unido se ha puesto en contacto y que será ejecutado”, dijo su abuela Pamela Hall, según la citó la BBC.

“Tengo que creer lo que nos ha dicho Aiden, que si la RPD no obtiene alguna respuesta entonces lo ejecutarán. Obviamente, espero que no sea cierto”.

(Con información de EFE y Reuters)