Rusia intensificó sus ataques a Ucrania con misiles de la era soviética que provocan más muertes de civiles

Rusia está utilizando misiles imprecisos procedentes de antiguas reservas soviéticas para más del 50% de sus ataques en Ucrania y el ritmo de los mismos se ha duplicado con creces en las últimas dos semanas, declaró el jueves un general de brigada de las fuerzas armadas ucranianas.

Los misiles rusos han alcanzado una serie de objetivos en Ucrania en los últimos días, matando a un civil en un bloque de apartamentos en Kiev el sábado y al menos 18 más en un centro comercial en la ciudad central de Kremenchuk el lunes.

Rusia, que invadió Ucrania el 24 de febrero, niega haber atacado a civiles y dice que sólo apunta a infraestructuras militares.

El general de brigada Oleksii Hromov dijo en una conferencia de prensa el jueves que Rusia está tratando de golpear la infraestructura militar y crítica, pero que el uso de viejos misiles soviéticos que son menos precisos está provocando una pérdida significativa de vidas civiles.

Su análisis difiere del de algunos políticos ucranianos que acusan a Rusia de atacar deliberadamente a la población civil para sembrar el pánico.

“Los objetivos del enemigo siguen siendo las instalaciones militares, las infraestructuras críticas y la industria, las redes de transporte. Al mismo tiempo, la población civil sufre importantes pérdidas debido a los ataques (mal dirigidos)”, dijo Hromov.

“Para llevar a cabo los ataques con cohetes, el enemigo utiliza en más del 50% (de los casos) misiles de la reserva soviética, que no son suficientemente precisos. Como resultado, los edificios civiles son alcanzados”, señaló.

Según afirmó, en la segunda quincena de junio se habían disparado 202 misiles contra Ucrania, lo que supone un aumento de 120 con respecto a la primera quincena del mes. Estimó que fueron alcanzados 68 emplazamientos civiles en la segunda mitad de este mes.

El último ataque a civiles

Al menos seis civiles han muerto y otros seis han resultado heridos en un ataque con misiles rusos registrado en la ciudad de Mikolaiv, en el sur de Ucrania, y que ha afectado a un bloque de apartamentos.

Según informó la Administración Militar Regional de Mykolaiv en su cuenta de Telegram, el ataque fue perpetrado ayer en esta ciudad cercana a Odessa, en el mar Negro.

“En la mañana del 29 de junio de 2022, se dispararon más de 10 misiles contra Mykolaiv y sus alrededores. El bloque de apartamentos fue atacado. Seis civiles han muerto y ha habido seis heridos hasta el momento. Los misiles también alcanzaron un centro recreativo y una cooperativa de garajes”, afirma el informe.

Dos civiles más resultaron heridos en el bombardeo ruso en la comunidad Bereznehuvate en la misma región de Mykolaiv.

No obstante, la información sobre los daños totales causados aún no se ha verificado, según las fuentes.

Por otra parte, “en la noche y la mañana del 30 de junio, las tropas rusas abrieron fuego contra la comunidad de Shyroke. Una casa residencial fue destruida y dos dañadas. No se reportaron bajas entre los civiles”, según las autoridades.

Aunque el ejército ruso ha centrado su ofensiva en los últimos días en el Donbás, en el este de Ucrania, Moscú también mantiene ataques sobre el sur del país, que parcialmente ya controla, y la región de Járkok, en el noreste, cuya capital es la segunda mayor ciudad ucraniana.

(Con información de Reuters)