Car-jitsu, el extraño nuevo deporte que está ganando adeptos en Rusia

Se podría decir que el «car-jitsu» marcha sobre ruedas en Rusia. Según informan los medios locales, esta «nueva» disciplina de artes marciales gana rápidamente adeptos. Y no tenemos por qué no creerles, ¿no?

Como su nombre lo indica, en el asunto está involucrado un auto. Y así es, el car-jitsu no es otra cosa que jiu-jitsu pero practicado dentro de un automóvil. ¿Por qué no?

El caso es que, los creadores, cranearon la forma donde más incómodo se podría luchar, y la cabina de un coche resultó la opción más obvia. Ni siquiera las películas de acción logran buenas coreografías de peleas en los autos.

Sin dudas es lo más atractivo de esta nueva disciplina. Es exasperante ver una pelea de esas

Según su Inventor, Vikentiy Mikheev, cinturón negro de jiu-jitsu y judo brasileño, el car-jitsu «desafía a los practicantes a someter a su oponente en los pequeños confines de un automóvil».

«Todo lo que hay dentro del automóvil, incluidos los cinturones de seguridad, el volante, los espejos y las sillas, se puede usar para ganar ventaja en el partido, pero, al igual que en el jiu-jitsu normal, no se permite golpear», contó el luchador profesional de artes marciales mixtas.

Las reglas del car-jitsu son bastante sencillas. Participan dos luchadores que comienzan en los asientos delanteros de un automóvil y, al igual que en el jiu-jitsuu, el objetivo es someter al oponente o ganar una posición ventajosa y sumar más puntos.

Un partido consta de dos rondas de tres minutos cada una, donde los competidores cambian los lados del asiento del conductor y del pasajero. Si están empatados después de estas dos rondas, los competidores mudan la pelea al asiento trasero para una ronda decisiva de cuatro minutos.

El sistema de puntos para car-jitsu es el siguiente: cuatro puntos para cada control de montaje y espalda, y dos puntos para la posición de rodillas sobre el vientre.

Aparentemente, la clave para la victoria en la mayoría de los encuentros de car-jitsu es el uso creativo de este entorno inusual.

Aunque la premisa del car-jitsu suena tonta, algunos dicen que podría tener algunas aplicaciones en el mundo real. ¿Quién sabe cuándo podríamos necesitar defendernos en el automóvil? 

Tomado de Clarín

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: