Conoció a una chica por las redes sociales y la citó en su casa: era una viuda negra que le robó una fortuna

Un empresario de Oberá, Argentina, denunció el ataque de una «viuda negra», que -según su relato- le robó 700.000 dólares y un millón de pesos que tenía guardados en la caja fuerte de su casa. El hecho ocurrió el fin de semana y fue presenciado por la hija del hombre, una nena de ocho años.

La víctima, que tiene 69 años y se dedica a los negocios inmobiliarios, reveló que gran parte del dinero correspondía a la venta de un campo en la provincia de Corrientes. Ahora la Policía intenta establecer si hubo algún entregador.

Además del dinero en efectivo, la mujer y una cómplice -ingresó cuando el empresario quedó profundamente dormido a causa de un somnífero- se llevaron una pistola marca Bersa, dos teléfonos celulares y el sistema de registro de las cámaras de seguridad de la casa.

Todo sucedió en la madrugada del sábado, pero recién trascendió en las últimas horas cuando la Policía realizó una serie de allanamientos en distintas localidades, aunque no lograron hallar el millonario botín.

En su denuncia, el empresario contó que la semana pasada había entablado contacto con una joven a través de las redes sociales. El hombre no sospechó nada y decidió invitarla a su casa para compartir algunas bebidas.

La chica dijo llamarse Jazmín Fernández, pero su nombre real era Marisol González, quien ya tiene un antecedente por un robo en la modalidad “viuda negra”.

Cerca de la una de la madrugada, después de tomar una cerveza, el hombre quedó profundamente dormido. A partir de allí, la reconstrucción del hecho se logró a través del relato de la hija de la víctima. La nena contó que la chica hizo entrar a otra mujer -sería Gimena González (24)- y ambas comenzaron a revisar la casa después de inmovilizarla.

Las dos mujeres requisaron también el vehículo del empresario y allí encontraron la llave de la caja fuerte donde estaban depositados los dólares, pesos y el arma de fuego. Con absoluta tranquilidad y sin despertar sospechas en el vecindario, las dos mujeres escaparon con el millonario botín.

El hombre recuperó la conciencia cerca de las 5.30 e inmediatamente alertó a la Policía. Con los datos aportados por el empresario y la nena, los investigadores no tardaron en identificar a la posible autora del robo.

Se trata de una chica de 19 años que vive en la localidad de Santo Pipó y ya fue denunciada por un robo de similares características. Su cómplice, en tanto, es oriunda de la ciudad de Jardín América.

La plata no aparece

Con esos datos, la Policía montó una discreta vigilancia sobre sus viviendas y la de familiares a la espera de una orden de allanamiento. Con autorización del juez de Instrucción Roberto Sena, los agentes ingresaron a las casas.

En la propiedad donde vive Gimena no se hallaron elementos que la vinculen con el hecho, pero en una casa de la calle Nahuel Huapi, en Jardín América, se encontró la caja de un teléfono celular que habría sido adquirido con el dinero robado.

El tercer procedimiento se realizó en la casa de la pareja de Marisol, en la localidad de Corpus, donde se secuestró otro celular de gama media.

Las dos mujeres fueron notificadas del inicio de una causa penal pero no quedaron detenidas, dijeron voceros de la Policía de Misiones.

Tomado de https://www.clarin.com/