El error que cometió la sofisticada banda que desvalijaba mansiones de ricos y famosos en el Mediterráneo

La banda itinerante especializada en asaltar villas de lujo de famosos y futbolistas en varios puntos de España, desarticulada este martes, cayó por un burdo error de cálculo de sus miembros.

La investigación sobre esta organización se inició a finales de 2021, cuando se produjeron varios robos en el interior de villas habitadas por grandes empresarios y famosos en la Costa del Sol, Murcia e Ibiza durante fechas señaladas, como Nochevieja o Año Nuevo. En esos asaltos se sustrajeron propiedades de las víctimas con un valor aproximado de 300.000 euros.

Las primeras detenciones se produjeron después del robo de unos tres millones de euros entre joyas y dinero en la casa del ex futbolista brasileño, Ronaldo Nazario de Lima, denunciado en la madrugada del pasado lunes día 27 de junio. Se trató de cinco hombres -cuatro albaneses y un español- y de una mujer rumana en la localidad alicantina de Denia y en Málaga, según indicaron fuentes próximas a la investigación.

Según las primeras averiguaciones de la Policía, la banda, con base en Albania, estaba perfectamente organizada y estructurada.

Sus integrantes se desplazaban a España desde ese país el tiempo necesario para cometer los asaltos a viviendas previamente seleccionadas.

Para los robos contaban con importantes medidas de seguridad y disponían de coches de gran cilindrada alquilados con los que se trasladaban a las villas de lujo y huían una vez cometidos los hechos. Seleccionaban los vehículos en función de su potencia y después de los robos les cambiaban las matrículas, además de desactivar los sistemas de posicionamiento geográfico como medida de seguridad.

Durante los asaltos, escalaban los muros perimetrales de las viviendas y empleaban elementos de disfraz para ocultarse, así como equipos de transmisión sofisticados con los que se comunicaban entre sí.

Pero pese a todas esas medidas, cometieron un error que les resultó fatal.

La Policía había detectado que los responsables de la organización habían visitado en un mismo día las ciudades de Málaga, Barcelona e Ibiza, lo que levantó las sospechas de una posible acción inminente.

Los agentes que les esperaban en el puerto de Ibiza interceptaron un coche en el que circulaban dos presuntos miembros de la organización, a quienes les encontraron en el compartimento del airbag del copiloto varios de los relojes de lujo robados en la villa ibicenca de Ronaldo.

La Policía Nacional seguía el rastro de un grupo de albaneses por robar presuntamente en viviendas de lujo desde hacía más de un año.

Tras el arresto de estos dos integrantes de la banda, los agentes localizaron a los otros cinco miembros de la organización en la provincia de Málaga, entre ellos un matrimonio que llevaba a cabo las labores de logística necesarias para los robos.

Una vez detenidos, se llevaron a cabo dos registros domiciliarios en los municipios malagueños de Valle-Niza y Chilches, así como otro en Ibiza, durante los que se intervinieron efectos robados que permitieron a la Policía relacionar a la banda con otros 15 asaltos en viviendas de lujo.

Tomado de Infobae