El ex policía sentenciado por la muerte de George Floyd fue condenado en una causa paralela a 20 años de prisión

El ex oficial de policía de Mineápolis Derek Chauvin, condenado en 2021 por asesinar a George Floyd, fue sentenciado el jueves a 20 años y 5 meses de prisión por cargos federales separados de violar los derechos civiles de Floyd durante el mortal arresto de mayo de 2020, informó el canal de noticias local KSTP-TV.

Chauvin, quien se declaró culpable de los cargos federales en diciembre, ya cumple una condena de 22 años y medio en una prisión de Minnesota por el asesinato de Floyd después de un juicio en un tribunal estatal el año pasado. La sentencia federal correrá concurrentemente.

El juez federal de distrito Paul Magnuson anunció la sentencia en St. Paul, Minnesota. La decisión de Chauvin de declararse culpable evitó un segundo juicio penal para él.

Chauvin, de 46 años, que es blanco, admitió que violó el derecho de Floyd a no enfrentar una “captura irrazonable” al arrodillarse sobre el cuello del hombre negro esposado durante más de 9 minutos, lo que fue capturado en un video de teléfono celular.

La muerte provocó protestas en muchas ciudades de Estados Unidos y del mundo contra la brutalidad policial y el racismo.

En su juicio estatal el año pasado, Chauvin fue declarado culpable de homicidio intencional en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. Las personas sentenciadas a prisión por delitos graves en Minnesota generalmente son puestas en libertad condicional después de cumplir dos tercios de su sentencia.

La declaración de culpabilidad de Chauvin por los cargos de derechos civiles se produjo como parte de un acuerdo con los fiscales según el cual enfrentaría entre 20 y 25 años en una prisión federal. En ese acuerdo admitió por primera vez que él tenía la culpa de la muerte de Floyd. Los fiscales federales le habían pedido a Magnuson que sentenciara a Chauvin a 25 años.

El delito federal de violar los derechos civiles de una persona se castiga con una variedad de penas que va desde prisión hasta cadena perpetua y cadena de muerte, según las circunstancias del delito y las lesiones que resultan del mismo, de acuerdo al Departamento de Justicia.

Chauvin estaba ayudando a tres compañeros oficiales a arrestar a Floyd en mayo de 2020 bajo sospecha de que el hombre había usado un billete falso de 20 dólares al comprar cigarrillos.

Esos tres, Tou Thao, J. Alexander Keung y Thomas Lane, fueron declarados culpables en un tribunal federal en febrero por violar los derechos de Floyd. Todavía no se les ha dado una fecha de sentencia.

Un médico forense determinó que la retención policial impidió que Floyd pudiera respirar.

(Con información de Reuters y EFE)